Crónica local

FIESTA DE LA FLOR

La Voz de España, 1939-07-06

De conformidad con las normas fijadas por la Liga Antituberculosa, mañana domingo, coincidiendo con la fiesta de San Fermín, tendrá lugar en el distrito de Ancho a cargo de distinguidas señoritas, la postulación de la Fiesta de la Flor, cuya recaudación se destina exclusivamente a los fines altamente humanitarios que la citada benéfica institución persigue.
La Comisión organizadora encarece del vecindario, así como de los señores y entidades a quienes en nombre de la misma visiten las encargadas de este servicio y de los numerosos forasteros que con motivo de las tradicionales fiestas que han sido organizadas nos han de honrar con su presencia en ese día, que siguiendo la costumbre establecida, entreguen sus donativos a fin de que, conforme a sucedido en años anteriores, sea el pueblo de Pasajes el que figure por este concepto en lugar más preferente de la provincia.

El corresponsal

Crónica local

PARO ABSOLUTO EN PASAJES

El Día, 1933-05-11

LA INTENTONA SINDICALISTA FRACASÓ NUEVAMENTE EN GUIPÚZCOA
Por la mañana se intentó parar el trabajo en determinados lugares sin que los extremistas lograran sus propósitos
También trataron de volcar tranvías
En Pasajes el paro fue absoluto
Durante la mañana menudearon las coacciones en aquella villa
Fracasaron las gestiones de arreglo
De seguir la huelga será ilegal

LA HUELGA EN PASAJES
Conforme estaba anunciado, ayer dio comienzo en Pasajes la huelga general decretada por los elementos de la Federación Autónoma.
A este paro no se sumaban de momento ni los Solidarios Vascos ni la U. G. T.
Desde primeras horas de la mañana comenzaron a acudir a sus labores numerosos obreros pertenecientes a las entidades citadas y a las ocho y media sólo había parado la mitad del contingente obrero.

(más…)

Crónica local

EL CRIMEN DE ANCHO:
CONCLUSIÓN DE UNA CONFERENCIA
CON EL CRIMINAL

El Guipuzcoano, 1889-07-28

Cómo entablaron relaciones Basilio Vallejo y Manuela Antía

Basilio Vallejo continuó su narración sobre el origen de sus relaciones con la estanquera de Ancho, diciéndome lo siguiente;
–Llegamos ahora al punto principal, y voy a ir citándole a usted nombres y hechos que han de ser todos exactamente ciertos como cuanto le tengo dicho. Además, todo esto a de ser comprobado, luego es preferible decir siempre la verdad, y no tengo nada que ocultar.
–Lo escucho a V.
–A la carta de Mr. Camionge contesté que no tenía recursos para viajar. Esta carta no tuvo respuesta, y al poco tiempo pude emprender el viaje.
El día 17 último, pedí permiso al rematante por ocho días, y este consintió después de exigirme que pusiera a otro en mi lugar hasta que volviese. Lo busqué y puso a otro que se llama Andrés, pero de quien no recuerdo el apellido…
–¿Y diga Vd.? ¿Venía V. a Pasajes con alguna intención o mal propósito?
–Yo no venía con ninguna idea mala ni mucho menos… ni pensarlo tan siquiera… ni me creí nunca capaz de cosa semejante.
Desde Bilbao hasta Málzaga, vine con el sargento de miqueletes, José Murguia y con su hijo, que era viajante de la casa Viganau hermanos, hablando de cosas indiferentes. Esto era el 18.
Cuando llegué a San Sebastián en el coche, fui a casa de un comerciante de la calle de Bengoechea, que se llama Alfonso Tudury y le pregunté que le ocurría a la Manuela para no pagar sus deudas a Mr. Camionge y no pagarme a mí, me contestó que la Manuela no tenía dinero, pero que él le había fiado género y que iban a ir él y Camionge a hacer el inventario de las existencias de la tienda.
Tudury fue a ver inmediatamente a la Manuela y le advirtió que yo estaba aquí. Yo me fui luego también a Pasajes y al entrar en la tienda de Manuela y saludarle me dijo: ”¿Qué quiere V.?”
Como yo iba a hablarle con la buena intención, esta salida me dolió mucho. “Déme V. un paquetillo” le contesté. Me lo dio, lo pagué y me dijo: “Salga V. de aquí” – “Manuela, quisiera hablar con V. dos palabras” “No tengo necesidad de hablar con V.”, me replicó. Este diálogo tuvo efecto, estando los dos solos en su tienda.
Salí y estuve paseando un poco, completamente aturdido del recibimiento de aquella mujer que me había hecho perder cuanto tenía en el mundo, y al llegar a la estación a coger el tren de las nueve, me encontré otra vez con Tudury, y esto me disgustó mucho, pues no lo creo muy bien dispuesto hacia mí. Aquella noche dormí en casa de mi hermana en Atocha.

(más…)

Crónica local

EL CRIMEN DE ANCHO:
Entrevista con el criminal (1)

El Guipuzcoano, 1889-07-27

Si el sangriento drama del domingo en el vecino puerto de Pasajes y en su barrio de Ancho, no ofreciera tanta singularidad, y sobre todo no fuera tan absolutamente extraño a las costumbres de un país tan culto como el guipuzcoano, tal vez no hubiera llamado tan poderosamente la atención ni hubiera excitado tanto la curiosidad pública.
Si, por otra parte, es cierto que no hay motivos, nunca, que justifiquen a un criminal del atentado cometido, explicando hasta cierto punto también estos, cuando una pasión como la de los celos enciende el rencor o el odio en el pecho humano. Pero esto, que sólo puede admitirse con gran reserva, no justifica –si justificar pudiera– el acto cometido por Basilio Vallejo en la tarde del domingo, puesto que según confesión propia que le oímos y anotamos, no han entrado los celos para nada en los móviles que le impulsaron a cometer el delito.
Cuatro horas duró nuestra conferencia con él, y durante ella adquirimos la convicción de que Basilio Vallejo, naturaleza nerviosa e impresionable, había cometido su delito impulsado por una obcecación incomprensible, al verse despreciado y burlado, sin duda alguna, por la que fue su amante, por la que abandonó la carrera de las armas, en que siempre se distinguió, por la que, por último, con sus excitaciones, la había conducido hasta el extremo de abandonar por completo a su mujer y a sus cuatro hijos, y la que en fin, lo dejaba en la miseria. Estas, al menos, fueron sus manifestaciones.

(más…)

Crónica local

AÑO 1920:
BUCEANDO EN EL PASADO ANCHOTARRA

Angel González Machain, julio 1972
Colaboración para prensa o para programa de fiestas, sin localizar.
Fotocopia de once folios mecanografiados. Lectura muy difícil.

Con motivo de las tan queridas fiestas de San Fermín, en nuestro txoko anchotarra, aprovecho la ocasión que me brinda mi amigo, el decano corresponsal de Prensa local, el bueno de Pepe Valverde, para exprimir mi ya un tanto cansada memoria, y para evocar recuerdos muy pretéritos de mi también lejana juventud.
Es muy posible que mi memoria no me sea leal, todo lo fiel que yo quisiera, y cabe la posibilidad de que existan algunos errores, tanto de nombres y apellidos como de cronología, pero creo y espero que subsanaréis con vuestro buen criterio mis erratas, ya que mi propósito, al complacer a Pepe, es el de tratar de pasar la película de lo que fue el barrio de Ancho en sus albores, para añoranza de los viejos y natural curiosidad de los jóvenes anchotarras.
Un abrazo,
Angelín

(más…)

Crónica local

corbeta de arribada

El Guipuzcoano, 1890-07-06

La corbeta italiana que zarpó anteayer viernes de madrugada del vecino puerto de Pasajes, remolcada por el vapor de pesca Elcano hasta la altura de Guetaria, se vio obligada ayer al mediodía a regresar a la precitada bahía.
Parece que esto es debido al vendaval que ha vuelto a iniciarse en el Cantábrico, y a que las corrientes la empujaban a los peligrosos arenales de Arcachon.
Al hallarse entre dicho punto y Capbreton, la corbeta, para evitar irse a la costa, prefirió volver a Pasajes, donde esperará que abonance el tiempo. Se cree, dadas las indicaciones del barómetro, que el tiempo mejorará del todo dentro de un par de días.

Crónica local

CARTA DE PABLO CÁMARA

El Guipuzcoano, 1890-07-07

AL CORRESPONSAL DE ANCHO, NUESTRO QUERIDÍSIMO BARRIO

Muy señor mío:
No tengo el honor de conocerle más que con el título que usted ostenta de corresponsal de Ancho. Yo, antes de continuar, y por si usted ignora quien es P. C., voy a decirle que estas iniciales son las de Pablo Cámara, así, con todas sus letras.
En la carta de usted del 2 del corriente, publicada en un diario de San Sebastián, indica usted que no trata de entablar polémica conmigo. Sin embargo, despréndese lo opuesto del sentido de dicha carta, y en su visita, yo, que no tengo inconveniente en discutir, voy a responder a las afirmaciones de usted.

(más…)

Crónica local

witley, bradley, teodoro

El Guipuzcoano, 1890-07-12

El lunes o martes es esperado en Pasajes el velero Witley, que como dijimos, viene desde Potí, puerto del Mar Negro, con cargamento de maíz para la casa Olivan, de esta plaza, en participación con otra casa comercial.
También llegarán en dichos días los vapores Bradley, de Newcastle, y Teodoro, de Cardiff, con carbón para los señores Saralegui y Lasquibar.

Crónica local

recreo a remolque

El Guipuzcoano, 1890-07-14

Accediendo a los deseos manifestados por muchos visitantes veraniegos del año anterior, el señor D. Pablo Cámara, cuyo establecimiento restaurant de Pasajes de San Juan se ve siempre tan favorecido, pondrá en movimiento, dentro de breves días, en la rada de Pasajes, un vaporcito de recreo que remolcará magníficos y espaciosos botes provistos de toldos, innovación que agradará a los visitantes.
El servicio que el vaporcito efectuará, será sólo por la rada del puerto, con el fin de que las señoras no puedan marearse.
El precio del asiento será de 50 céntimos.
Con tan agradable innovación, aumentará, seguramente, el número de visitantes a aquel vecino puerto y al bien acreditado establecimiento del Sr. Cámara.

Crónica local

maquinaria para Madrid

El Guipuzcoano, 1890-07-26

En los vapores Zurbarán y Carpio han llegado a Pasajes varias grandes partidas de maquinaria para las nuevas fábricas de la Sociedad Electricista de Madrid.