EL COLEGIO DE LA DOMINICAS DE ANCHO

Los Tres Pasajes, nº 17, 1959

Y la ingente labor pedagógico-social que realiza
en favor de la juventud de Pasajes y sus alrededores

Interesados por la labor docente de estas Religiosas, nos dirigimos al Colegio. Una Hermanita nos abrió, sonriente. Tras unas frases de cortés saludo, nos dispusimos a abordar el fin de nuestra visita
–Díganos algo acerca de la marcha de este Centro. No es un examen, simplemente concretar algunos datos que poseemos y que –dicho sea de paso– son dignos de encomio.
Era día de fiesta y no había la bulliciosa algazara de los días de clase. Así, pudimos dedicarnos a asediar a preguntas a nuestra interlocutora.
Nada más entrar, advertimos una impresión de progreso, de superación. Un edificio moderno que satisface las más fuertes exigencias de la pedagogía actual en ritmo del avance industrial de la Villa, emplazado en una situación privilegiada, donde el aire y el sol se respiran plenamente.
Nos sacó de nuestra abstracción la voz amable de la Hermanita que nos invitaba a seguirla a recorrer el Colegio.
Las clases del primer piso nos parecieron dedicadas a niñas de corta edad por el tamaño de las mesas. Así, nos decidimos a preguntar.

¿Enseñanza Primaria?
–Sí, señor; aquí están desde parvulitos pasando de uno a otro grado, mediante riguroso examen al finalizar el curso escolar; siempre adaptados a las distintas mentalidades, hasta que dan por terminada su educación adquiriendo el Certificado Estudios primarios o bien interrumpen dicha Enseñanza para continuar el Bachillerato en piso distinto, donde, con un cuadro de competente Profesorado, se van preparando para su ingreso en la Universidad, Escuelas del Magisterio, Auxiliares Sanitarios, etc.
¿Algún otro tipo de Enseñanza?
–A más de la Primera y Segunda Enseñanza Oficial, se está llevando a cabo, hace más de una decena de años, la preparación,.de nuestras niñas para Secretarias de oficina en las distintas empresas de la localidad y limítrofes: Contabilidad, Taquimecanografía, Idiomas, Dibujo y Pintura, etc. Sin dejar la Música, donde algunas de nuestras alumnas, como buenas vascas, van mereciendo plácemes de los mismos Tribunales examinadores.
¿Cuentan ya con alguna empleada?
–Son ya varias las chicas que tenemos colocadas en firmas tan conocidas como Luzuriaga, Bianchi, Vizcaíno, Tasada y Beltrán, etc.; algunas, tras reñidos exámenes.
¿Estudiosas?
–Estamos satisfechas de nuestras alumnas y su aplicación, así como de la cooperación de sus padres en tan difícil empresa.
¿Asistencia?
–Numerosa y constante. Nuestra labor docente se extiende, no solamente a los tres distritos de Pasajes, sino también a los lugares vecinos. De Rentería, Lezo, Herrera y Alza nos llegan buen número de niñas. Las becas de que dispone el Centro se hallan siempre cubiertas y como no podemos atender a las muchas peticiones que se nos hacen, quisiéramos ampliar la capacidad de las mismas con el fin de poder atender a más niñas del distrito.
¿Satisfechas de la Obra? Proyectos…
–Nuestra labor de educadoras de este Pasajes, que cada año va creándose y subiendo en él su nivel social, está insatisfecha; desearíamos hacer algo más por él. Pronto esperamos abrir una “Escuela Nocturna” para obreras, para lo cual contamos con el beneplácito, de nuestra Jerarquía en la Enseñanza, y no queremos defraudar a la petición que en varias ocasiones nos han hecho las ramas de la J.O.F.A.C., en su empeño por el mejoramiento de la juventud femenina obrera pasaitarra.

Estamos sinceramente agradecidos a la Hermanita que nos acompaña, y que, mientras visitamos las distintas dependencias, el magnífico salón de estudios, la Biblioteca, los Laboratorios; la Sala de Costura y la sobria y elegante Capilla, nos va hablando de la preocupación de la Comunidad dominicana por la formación auténticamente cristiana que desean dar a las jóvenes y niñas a ellas confiadas.
Y al despedirnos, lo hicimos entusiasmados con la obra que estas beneméritas Religiosas, silenciosamente, están llevando en nuestro Choko Anchotarra y que se difunde, por otros lugares en bien de nuestro Pasajes.
Al felicitarlas por esta labor, recogemos sus palabras de agradecimiento hacia las familias de sus alumnas. Y de invitación a quienes lo deseen para visitar la exposición de trabajos y labores que se abrirá en estas fiestas patronales.

El Conde Hugo