Festejos en Buenavista

Los Tres Pasajes, nº10, 1952

El buen humor de la “PIÑA KATILLU”
hace un cuarto de siglo

Llegaba el carnaval de 1927…
Por entonces, un diario local daba cabida en sus columnas a una nota de la «Piña Gorriti», de San Sebastián, mediante la cual nota retaba a otra «cuadrilla» de dónde fuese a un partido de fútbol en el que se ventilaría una hermosísima copa de madera.
El desafío tuvo su réplica. La Piña Katillu, de Buenavista, recogió el guante y concertóse la fórmula de las competiciones.

Formaban parte de la ”Piña Katillu” nombres tan populares y queridos en toda la demarcación pasaitarra, como lo eran los Echeverría, Goicoechea, Barbeito, Alcorta, Hípólito, Jiménez, Aguirre, Amutio, Zala, Cardona, Cámara, Salvador, Prades, Iruretagoyena, Minchero, Del Puerto, etc., etc.
Pues… bueno. Se jugaron los convenidos partidos. El primero en el campo de Molinao, propiedad del glorioso y nunca bastante ponderado “Pasayako Lagun Ederrak” (¡tra-ca-trá.!), y el segundo, en Martutene,
La copa de madera fue ganada por los del “Katillu”.

Lo recaudado por entradas en ambos encuentros –descontado, como es natural, lo gastado en “refrescarse” los jugadores y sus acompañantes– fue a parar a la Beneficencia de Pasajes.
Parte de los jugadores del “Katillu” pasaron a reforzar el equipo del “Pasayako”, que una vez fue campeón nacional de serie B (los Barbeito, Echeverría, Mendia, Alcorta, Zala, Del Puerto, Velasco, etc. etc…)

Sirvan estas líneas de recuerdo de la buena hermandad que en el barrio de Buenavista imperaba. Y de cómo nos divertíamos, los jóvenes de entonces sin necesidad de hacer el gamberro

P.K.