CRÓNICA TRISTE

Los Tres Pasajes, nº 4, 1946

En su anual aparición, LOS TRES PASAJES no debe dejar de hacer una cariñosa alusión a sus buenos amigos, queridos convecinos y lectores bondadosos de estas páginas muchos de ellos, que en su propia envoltura corporal o en la persona de alguno de sus familiares ha experimentado en los últimos doce meses el. zarpazo de la Muerte.
He aqui, por consiguiente, a algunos de nuestros fallecidos en el año último, por cuya memoria rogamos al lector un sentido Padrenuestro.

1945
SEPTIEMBRE
D. Baltasar Orive y D.ª Isabel Donnay, perdieron el 3 de Septiembre a su hijita, de siete meses, María Jesús.
De edad de 57 años, el 22 de Septiembre, D. Angel Sarriá Goenaga.
OCTUBRE
D.ª María de los Dolores Lizarríbar Zumalacárregui, a los 65 años, falleció en San Pedro el 9 de Octubre de 1945.
El 31 de Octubre de 1945, a los 56 años, D. Javier Alcorta Olasagasti.
NOVIEMBRE
En Bilbao falleció el 3 de Noviembre, la anciana de San Juan D.ª Rosa Arana Sistiaga.
A los 62, el 19 de Noviembre, D. Manuel Chacartegui Prieto.

1946
ENERO
El 3 de Enero, por la noche, a los 50, D.ª Antonia Zabaleta Zaldúa de Ocón.
El 28 de Enero, a la avanzada edad de 92 años, el industrial de Ancho D. José Víles Serra.
FEBRERO
A consecuencia de un desgraciado accidente, murió a mediodía del 2 de Febrero el niño de nueve años José Luis Otaegui.
También de edad avanzada –83 años– falleció el 14 de Febrero D.ª Julia Constans Cirera, viuda de Rubio.
MARZO
En la tarde del 1 de Marzo, D.ª María Bengoechea Sáez de Arregui, a los 37 años.
El 15 de Marzo de este año falleció, a los 55 años, el médico de San Pedro, D. José, Otaño Irastorza, que durante más de 25 años había cuidado de la salud de sus convecinos. Por su competencia profesional y por su carácter, bondadoso y desprendido, el señor Otaño tenía tantas amistades y simpatías, que los funerales por él eterno descanso de su alma y la conducción de sus restos mortales constituyeron impresionantes manifestaciones de duelo. “Miles de almas: sus incontables amigos, el vecindario en masa, en un ambiente de honda pena y de emoción que, en muchos casos, se traducía en lágrimas” dice, describiendo el traslado al cementerio de Polloe del cadáver de D. José, su tocayo, amigo y condiscípulo D. José Díaz Alberdi, en “El Diario Vasco”. En efecto: Pasajes sintió cordialísimamente, la desaparición de su médico, amigo y en muchos casos consejero y confidente, y le llorará durante mucho tiempo.
ABRIL
El 3 de Abril, D. Teodoro Laboa y D.ª Gertrudis Elizalde vieron morir, con hondísimo dolor, a uno de sus hijos, Eduardito, de 3 años de edad.
A la dilatada edad de 79 años, dejó de existir en San Pedro el 4 de Abril, D. Santiago Romeo Martínez.
De edad de 61, a la una de la tarde del 11 del mismo mes, el sacristán de la parroquia sampedrotarra, D. Francisco Arrizabalaga Galdós.
MAYO
También en San Juan, y un mes después, el 5 de Mayo, falleció otro niño, Generoso Arzay Laboa, de dos años y medio.
JUNIO
En accidente de mar, el 2 de junio, D. Rafael García Cases, contramaestre del pesquero de la Casa “Laboa y Compañía”; “Punta Alcázar”.
Ya en preparación el número de esta prevista, falleció, en la plenitud de la vida –33 años– y a conseeuencia de rápida y penosísima enfermedad, el industrial D. Baltasar Orive Rojas, cuyas excelentes prendas personales tantos afectos habían sabido conquistar.

LOS TRES, PASAJES se asocia de corazón al dolor de todas las familias afectadas por las desgracias de referencia.