LA ÉPOCA ROMÁNTICA
DEL FÚTBOL PASAITARRA

Los Tres Pasajes, nº 16, 1958

También en Pasajes hubo románticos del fútbol. A varios de los que aparecen en esta curiosísima fotografía –que tiene alrededor de cuarenta años– se les refleja el romanticismo hasta en la cara…
Fue el presente el segundo de los equipos que, en orden al tiempo, hemos tenido en Pasajes y más concretamente en Ancho.
Se trata, pues, ni más ni menos, que de los precursores del «Pasajes» y aún del «Pasayako Lagun Ederrak», de tan grata memoria. Veamos quiénes lo componían.

El que tiene a sus pies el balón es Faustino Bombín, que, por lo visto, era el delantero centro del equipo. Falleció, lo mismo que su bondadoso progenitor, maestro de la Escuela de Buena Vista.
Continuando con la delantera y en la dirección de izquierda a derecha:
Ignacio Alcorta, fallecido también. Familiares de este difunto amigo tienen una carbonería en Buena Vista.
Juanito Arrillaga, que se marchó a América y ya no supimos más de él.
Vicente Elizalde, difunto asimismo. Su viuda regenta en la actualidad el Bar Miranda, de Molinao.
Avelino Garayalde, del distrito sanjuandarra. Estuvo al servicio de la junta de Obras y falleció, lo mismo que su hermano, que fue práctico del puerto. Familiares de ambos siguen viviendo en Pasajes de San Juan.
En la línea media encontramos a José Manuel Elizalde, actualmente industrial de esta plaza, casado y con hijos.
A su lado, Manuel Uranga, hijo del famoso Shantus. Operario de Luzuriaga, está casado y ya tiene… nietos Habita en las Diez Casas.
El tercer «medio» es justo Oriñuela, que hace años abandonó la vecindad anchotarra, yéndose no sabemos a dónde.
La retaguardia del «once» la componían José Salvador, Artola y Antonio Herrero: los tres, fallecidos.
El primero –que, por lo visto, no tenía uniforme– fue capataz de la Sociedad Auxiliar del Puerto de Pasajes; y Herrero, maquinista de la junta de Obras.
Artola era donostiarra y un excelente guardameta.
El árbitro del partido aquél –primero de la izquierda, con visera– es Angel Villarreal, que vive en Rentería.
Acabaremos de comentar esta histórica foto, perteneciente a la época romántica del balompié pasaitarra, tratando de ver si identificamos a algunos de los «hinchas» retratados también en un discretísimo último plano.
Y la verdad es que no reconocemos sino a cuatro, que son:
Francisco Echeverría, práctico mayor que fue del puerto, hoy jubilado.
José Escamendi, operario de Luzuriaga. Miguel Elizalde, primo del jugador Jose Manuel, jefe de talleres de la Junta de Obras.
Por último, Francisco Uranga: jubilado de la Sociedad Auxiliar del Puerto. Vive, como los demás, feliz; y los dos hijos casados que tiene le han dado ya tres preciosos nietos.
No nos cabe duda de que cuando todos ellos –jugadores, árbitro y seguidores– se vean en la presente foto, exclamarán, como más de una vez el comentador en ocasión análoga, ha solido decir, sin poder reprimir un hondo suspiro de nostalgia:
–¡Qué tiempos aquéllos!

U.