La imagen de la Santa Patrona
de Guipúzcoa, en Pasajes

Los Tres Pasajes, nº 14, 1956

El 10 del pasado junio, a las once de la mañana, el distrito de Ancho recibió la visita de Nuestra Señora de Aranzazu, que hizo su entrada a hombros de cuatro jóvenes vestidos de blanco y seguidos de la banda local de música que interpretó el himno de la Virgen visitante.
El grupo femenino de hilanderas bailó sus clásicas danzas, haciéndolo una sola de ellas en la marcha de San Juan.
Rindieron tierno homenaje filial a la Patrona de Guipúzcoa las niñas de Ancho que últimamente recibieron por primera vez el Pan de los Angeles.
La grey infantil, con sus banderitas, contribuyó a acentuar la brillante nota de color y fervor que el distrito anchotarra -lo mismo que sus hermanos de San Juan y San Pedro- dieron con tan fausto y memorable motivo.