SALUDO

Los Tres Pasajes nº 13, 1955

La Villa de Pasajes celebra sus tradicionales fiestas en los tres distritos, para honrar a sus Santos Patronos y es oportuno, con este motivo anual, dirigir un saludo al vecindario, a los pasaitarras ausentes y a cuantos han de honrarnos con su visita.
El Ayuntamiento, ocupado de los problemas del Municipio, que no son pocos, sabe también de los que afectan a cada uno de los sectores del mismo, y se esfuerza por resolverlos y por Fomentar el progreso y elevar el nivel cultural y de vida de los que viven y trabajan en Pasajes. No cabe en este lugar hacer un estudio de ellos, exponer los avances logrados ni dar cuenta de los proyectos para el futuro; pero sí queremos dejar constancia de gratitud por la colaboración que en todo momento han prestado a la Corporación municipal las entidades públicas y privadas y el vecindario, lo que constituye un estímulo en su labor y una garantía para conseguir la prosperidad creciente que merece la Villa, unida en torno de su Ayuntamiento.

Las Comisiones de festejos han organizado éstos con amplitud y variedad, siguiendo las buenas y típicas costumbres, para que todos disfruten en los alegres días de las fiestas del descanso bien ganado a través del año, en las duras tareas del mar y en los demás trabajos de esta colmena industriosa, que rodea nuestra incomparable bahía portuaria.
También saludamos a los pasaitarras esparcidos por todos los mares y continentes, recogiendo el recuerdo emocionado a su txoko, que en estos días brotará de sus corazones. A los forasteros y turistas, que en tan crecido número nos visitan en esta época veraniega, dedicamos finalmente un saludo de cortesía y les ofrecemos la belleza natural y artística de nuestros panoramas y rincones, el tipismo y alegría de nuestras fiestas, la exquisitez, de nuestros famosos restaurantes y la amabilidad de todos, con el deseo de que puedan guardar en sus cámaras fotográficas, en sus lienzos y en sus corazones un grato recuerdo de Pasajes.

Que las diversiones sean alegres y honestas dentro de la hermandad que impera en nuestros distritos, unidos siempre bajo su glorioso Escudo de fondo marinero, símbolo del aglutinante natural de nuestra bahía, que no divide sino que une y enlaza con sus aguas a sus tres núcleos de población, y que sus celestiales Patronos sigan protegiendo a los pasaitarras tanto en las empresas de tierra como en las rutas del mar y en esas naves intrépidas, émulas de otras gloriosas en la historia, que desde nuestro Puerto llevan el nombre y el recuerdo de Pasajes por todas las singladuras del mundo.
Con este saludo, nuestro ánimo a todos para que no decaigan en sus empresas y nuestro deseo de que la suerte y el éxito les acompañen, a fin de que los esfuerzos unidos hagan de Pasajes y su Puerto el emporio floreciente de riqueza moral y material que todos anhelamos.

Pasajes, julio de 1955
El Alcalde-Presidente
Andrés Aramendi