Un tema deportivo de interés
El mito del campo
y la solución del medio campo

Los Tres Pasajes nº 9, 1951

El año pasado por esta misma fecha eran tantas tan simpáticas las conjeturas que se hacían en torno a la construcción del Campo de Deportes y eran todas ellas tan favorables que francamente la mayoría de los deportistas pasaitarras ya pensábamos que en fecha no lejana la villa contaría con un gran Campo de Fútbol.
Ha transcurrido un año y el estado del campo deseado sigue igual; es decir, peor, pues ya, al parecer, no nos queda ni la esperanza de saber si un día se hará.

Particularmente a mí me sorprende, y digo que me sorprende porque conozco –¿como no?– al pueblo de Pasajes y sé que es entusiasta y emprendedor de las empresas más difíciles; tanto es así que cuando los pasaitarras se han propuesto una cosa, la han logrado, aunque para ello hayan tenido que pasar por grandes sacrificios.
De ello puede hablarnos la historia de los últimos cuarenta años. Una cosa tienen los pasaitarras que los desacredita, y es que lo mismo que luchan por lograr sus deseos, una vez conquistados y vista terminada su obra, la abandonan y dejan que se derrumbe sin cuidarse de que con ello malogran el arte, la música o el deporte.

Hoy, los viejos y los jóvenes deportistas ansían ver HECHO su campo; pero, desgraciadamente, el campo no se hará mientras los pasaitarras no aportemos nuestra ayuda y nuestro es¬fuerzo, como siempre lo hicimos en los casos difíciles.
Pensad que es un mito (salvo casos especiales) la ayuda que esperamos recibir de los que pudieran prestárnosla. ¿Por qué, pues, en vez de soñar con encontrarnos da la noche a la mañana con un campo completo y bien terminado, que es una obra demasiado grande, no abrimos los ojos a la realidad y nos conformamos con un medio campo que podría tener una medida no superior a 104 por 40 metros, el cual sería un magnifico campo de entrenamiento para el equipo titular y de juego para la cantera de. jugadores del pueblo? Ya sé que los que siempre ven las cosas por la parte más difícil se dirán: y ¿el dinero para tal empresa? A eso yo les digo: eso es cuestión de estudio. Recursos hay muchos, por ejemplo: el festejo, la velada, las acciones, la suscripción: hay muchos medios legales que no necesitan más que ponerles interés y arrojo para su ejecución. Una vez en posesión de ese MEDIO CAMPO, tenemos otra cosa de gran interés y esto es, colocar a nuestra Sociedad en el lugar que corresponde a su categoría; no a la preferente que ostenta, si no a la que corresponde al C. D. Pasajes, tan conocido en todo el País Vasco y mucho más lejos, pues es sabido que hoy “el Pasajes” tiene, dentro de su modestia, personalidad y categoría.
Para ello sería muy necesario llevar la Sociedad a un amplio local que fuera un establecimiento en toda regla, con un esmerado servicio para que, con toda confianza, acudieran a él lo mismo los socios que los simpatizantes. ¿No creéis que de aquí podría salir mucho “material” para la construcción del campo?
Tenemos otros mucho medios para comenzar la obra, los cuales no detallo porque necesitaría mucho espacio y la revista Los Tres Pasajes no permite tanto.

Creo que para principio es suficiente. Si hubiera asperezas que limar, demos a la “lima” con tesón, con entusiasmo y con fe, y veremos logrados nuestros deseos no en el plazo de un año, como quieren muchos, no; esto hay que hacerlo amoldándose a las circunstancias, y éstas nos aconsejan que para lograr un campo en condiciones hay que esperar dos años, tres, quizá cuatro… ¿Os asustáis? ¿Os parece mucho? Pensad en el tiempo que hace que se viene estudiando este asunto y lo que se ha logrado hasta la fecha; así veréis que el resultado es NADA. A no ser que sea ALGO el que la Federación Nacional de Futbol (perdón si no es ésta) nos preste una parte del capital necesario para la construcción, a CONDICIÓN de que mientras no se le reintegre, ella sea la dueña del campo y jueguen en él los equipos y los partidos que disponga. ¿Verdad que es gracioso en extremo? ¡Como que dan ganas de tomar las cosas en serio con esos y otros señores!
Con todo esto os daréis perfecta cuenta de que las cosas han de salir de casa, y como en casa hay materia para todo lo que debemos hacer, es darla forma y con las cosas en forma Pasajes tendrá su Campo de Deportes.

Un aficionado