Síntoma progresivo
de una industria anchotarra

Los Tres Pasajes, nº 18, 1960

BENDICIÓN DE LA NUEVA NAVE INDUSTRIAL
DE “ESTABLECIMIENTOS BEISSIER”

Este acontecimiento tuvo lugar el martes 12 de abril último

La necesidad de renovarse en métodos de fabricación para ponerse a la altura de otras industrias similares europeas ha inducido a “Establecimientos Beissier” a la instalación de una nueva nave donde tiene cabida una novísima sección de perfección técnica y de producción racional, con señalada productividad casi automatizada.

“Establecimientos Beissier”, empresa ya centenaria en la vecina Francia y con más de treinta años de antigüedad en España, es, como saben los lectores, una de las más importantes firmas industriales de Ancho y anunciante de estas páginas desde el primer número de LOS TRES PASAJES.

El acto de la bendición de la nueva nave –con¬cebida ésta y realizada con un laudable criterio de estética arquitectónica– tuvo lugar en la mañana del martes 12 del pasado abril. Bendijo las nuevas instalaciones el párroco de San Fermín, don Pedro Jimeno, y concurrieron al acto todas las autoridades de la Villa, directores y gerencia de la Empresa, representantes de la casa matriz parisiense, altos empleados y numerosos amigos, todos los cuales, al final, fueron obsequiados con una copa de vino español.

Nos congratulamos sinceramente de este detalle bien elocuente de los rumbos progresivos de “Establecimientos Beissier”, firma ejemplar que a los tiempos tan poco cómodos como los actuales responde de la única manera posible: con más trabajo y nuevos productos para crear nuevos mercados, mostrando de este nodo su fe en las propias fuerzas y en el futuro general de todos.