El Club 33, la más joven de las sociedades de Pasajes

Los Tres Pasajes, Nº 7, 1949

Para cultivar sobre cauces de la más íntima cordialidad la amistad de sus componentes; para que estos se entendieran y comprendiesen mejor al pasar bajo el mismo techo las breves horas del descanso diario y para ayudarse y protegerse recíprocamente en asuntos y cuestiones de todo orden, se constituyó la sociedad denominada Club 33, que viene funcionando en Ancho desde hace poco más de un año. Muy laudable el propósito y la intención de sus fundadores, que fueron los jóvenes Manuel Ribate, Melchor González, Francisco Arana, José Luis del Val y Valero Luján.

El Club 33 nació, exactamente, el 18 de Mayo de 1948.
Fue su primera junta directiva:
Valero Luján (presidente), Francisco Arana (secretario) y Manuel Ribate (tesorero).
Un triunvirato, como en la antigua Roma.
Tiene su domicilio esta Sociedad novel, la benjamina de las varias que existen en los tres Pasajes, en el callejón del tranvía de la Frontera, junto al de Lore Chorta.
Y… ¿cuál es el símbolo o razón del título de la Sociedad, Club 33?
– Significa –nos dice su actual presidente, que fué reelegido, Valero Luján– que el número de socios está limitado al que comúnmente se conoce por la edad de Cristo; nada más.

Por el momento, sin embargo, no son más de doce.
Integran el actual triunvirato directivo del Club 33, con el señor Luján, el tesorero Ribate –también confirmado en su cargo– y Fermín Salaverría, que reemplazó a Arana en la secretaría.

En los catorce meses escasos que lleva de vida esta Sociedad ya ha organizado y celebrado un campeonato de tenis de mesa y otro de ajedrez. El primero fue ganado por Francisco Cámara, de San Juan; triunfando en el segundo Joaquín Aguirre.

Como nota curiosa diremos que entre los 12 socios del Club 33 figura el fornido y corpulento Santiago Urquijo, recordman de España del lanzamiento del martillo en 1.946. Un verdadero niño grande, ingenuo y afectuoso, con el que, sin embargo, no quisiéramos tener ninguna cuestión personal….

Para terminar este breve reportaje, consignaremos el detalle simpatiquísimo de que en el domicilio de esta Sociedad se inauguró hace unos días una exposición del joven dibujante y pintor anchotarra, socio del Club 33, José Luis Martínez; tema al que nos referimos por separado en otro lugar de este mismo número.

Sean nuestras últimas palabras de afectuoso saludo para la Sociedad Club 33, a la que deseamos sinceramente muchos éxitos y una larga y próspera existencia.