EL ÓRGANO DE LA PARROQUIA DE SAN FERMÍN

Pasaia 2 zenb., 1986

Buscando, buscando, hemos llegado hasta los viejos archivos de aquellas revistas que por los meses de verano y con motivo de las diferentes fiestas patronales se solían editar, contando, como se hace hoy en día, con la colaboración de anunciantes, etc.

“En el programa de las Fiestas de San Fermín, el día del Santo Patrono, a las 10 de la mañana, tuvo lugar una Misa Mayor con la asistencia del Ayuntamiento, inaugurándose la torre y el órgano de la parroquia. En el acto, la Sagrada Cátedra corrió a cargo del eminente orador Padre Pildain, asistiendo al acto ilustres personalidades.” (1930)

Para llegar a ese día habría que remontarse a tres años atrás, a 1927, cuando por medio de la revista PASAJES se hizo un llamamiento al vecindario, para que con su esfuerzo colectivo se adquiriera un órgano para la Parroquia.

La idea fue planteada por D. Gelasio Aramburu y prontamente se formó una comisión de personas prestigiosas y se repartieron boletines, contando rápidamente con más de doscientas familias, algunas con donativos y otras con suscripciones anuales o mensuales.

En el año 1928, y cuando corría el tercer mes de la suscripción, ya se contaba en caja con 3.752 pesetas, considerando que cada mes se recaudaban 550 pesetas. Era cuestión de tener paciencia, aunque a algunos se les hiciese largo, pues realmente lo necesitaban, caso de la Schola Cantorum antxotarra, que estaban deseosos del gran instrumento.

Era honor muy grande para Pasaia y para el distrito de Antxo más concretamente, que desde diversos sitios, incluso de la capital donostiarra tuvieran que recurrir a los tiples, en momentos de organizar una sesión religiosa o profana.

Y llegó el día señalado y todo era una fiesta, sumada a las patronales de San Fermín y para aquel entonces el programa de festejos organizados por el Ayuntamiento, contando con la colaboración del Pasayako L. E. era el siguiente: A las 10 de la mañana, diana por la Banda de Música. Seguidamente la Misa antes mencionada. A las 11, partidos de pelota a mano, entre Aramburu-Antonio y Miner-Abalia. Terminado éste, segundo partido a cargo de las parejas del C.D. Loyolatarra formadas por Azcue y Echenique (Campeones de España) y la del Pasayako, integrada por Otaegui y Orruño. A continuación, concierto en la Alameda por la Banda, que ofreció las piezas “Manolerías”, “En el Priorato” y “La niña Mimada”. Por la tarde diversos festejos populares, como cucañas en la ría de Molinao, caza de patos, etc. Por la tarde y noche, música a cargo de la Banda Municipal y los dulzaineros.
Como podemos ver, las cosas han cambiado bastante en estos 55 años.

Y volviendo al tema del órgano, hemos charlado con José Mari Oyarbide, persona que durante muchos años ha estado pendiente de este importante instrumento musical. Nos comentaba que desde su instalación en la Parroquia, todos los años venía una persona especializada que se encargaba de ponerlo nuevamente a punto, siempre para ofrecer grandes conciertos en el día de San Fermín. De estos conciertos se puede destacar el que se ofreció en 1933, en donde la misa fue con 12 voces mixtas. Un gran acto.

Durante los años posteriores, Antxon Cortajarena y su hermano Eustaquio han venido actuando como organistas oficiales, y más recientemente se encarga de tocarlo José Sánchez Vílchez.