EL PLAN GENERAL DE PASAIA
A UN PASO DE LA POLÉMICA

Pasaia Gaur nº 11, 1978

La política autárquica de los gobiernos franquistas y el desarrollo indiscriminado de ciertas zonas dieron como resultado el movimiento migratorio hacia una serie de regiones muy determinadas, en este caso el País Vasco, y más concretamente para nosotros Pasaia.

Esto motivó que el Ayuntamiento pasaitarra, previendo un aumento demográfico vegetativo en nuestra villa (no migratorio, ya que el mismo grupo GAUR preveía una estabilización de este movimiento), mandase confeccionar un plan general de ordenación urbana. Como base de este trabajo, el Grupo de Estudios Sociológicos Gaur elaboró un análisis de las necesidades y problemática de Pasaia en 1970, que más tarde fue publicado por el Ayuntamiento.

Por fin, en 1974 finalizaba la confección de este plan general que posteriormente hubo de ser adoptado a la nueva Ley del Suelo de 5 de marzo de 1975. Es decir, que el pueblo y el Ayuntamiento llevan ocho años con los tira y afloja de este plan de ordenación urbana.
La decisión por parte de los corporativos de dejar el Ayuntamiento por los sucesos de septiembre de 1976 pudo provocar un stop en la tramitación del mismo y a la vez supuso una razón más para la nueva reincorporación hacia abril-mayo del 77, esta vez con los grupos de trabajo, al Ayuntamiento.

Tras esta vuelta se formó en la primera quincena de octubre del 77 una comisión conjunta Ayuntamiento-grupos de trabajo (dos concejales y siete componentes de los grupos de trabajo) para el estudio del plan general de ordenación urbana. El tecnicismo y las dificultades estructurales de los grupos de trabajo, creemos, no supusieron un avance en profundidad en vías al aprovechamiento óptimo de este plan.

En estas últimas fechas, y una vez presentado el plan general a la Comisión Provincial de Urbanismo, la casi totalidad de los partidos políticos que trabajan en Pasaia se reunieron con varios miembros del Colegio de Arquitectos, en la Tenencia de Alcaldía de Pasajes San Pedro (3-10-78). En este coloquio se marcaron varios puntos negativos del plan general.

Al haber sido realizado en 1974, hubo de ser adaptado a las normativas de la Ley del Suelo de 1975, en tres puntos fundamentales:

a) La nueva denominación del suelo.
b) La determinación del aprovechamiento medio del suelo.
c) La incorporación del nuevo programa. Sobre este último punto (donde se marca al Ayuntamiento las pautas de desarrollo de los planes concretos) en la anterior Ley del Suelo eran tres quinquenios (quince años), lo que queda reducido en la nueva ley por dos cuatrienios (ocho años).

Sobre el aspecto de las denominaciones del suelo en la antigua ley eran: suelo urbano, suelo de reserva urbana y suelo rural.

La ley de 1975 las define en cambio como suelo urbano, suelo urbanizable programado, suelo urbanizable no programado y suelo rural.

En el caso concreto de este plan general en Pasaia la mayor parte del suelo llamado antes de «reserva urbana» pasa a la denominación de suelo urbanizable programado y no programado (aunque este último queda muy reducido, por las pocas posibilidades de expansión y además por la imposición de urbanismo referente a que Ulía y Jaizkibel no se pueden «tocar»).

Otro punto importante fue la consideración de que todo plan de ordenación urbana en Pasaia ha de ir ligado a un plan comarcal con centro en Donostia.

Este plan general fue expuesto al público el 22 de noviembre de 1974, el 21 de abril y el 3 de diciembre de 1975.

Pero todos tenemos que tener en cuenta que las circunstancias sociopolíticas en las que se desarrollan estas exposiciones eran muy distintas al interés que hoy puede suscitar en el pueblo y en los partidos políticos, los cuales se verían abocados a llevar adelante, tras las elecciones municipales, un plan en el que no han tomado parte.

Por todo ello, los partidos EIA, EKA, EMK, ESB, ESE¡, LKI, OIC, ORT, PNV, PCE, PSOE y PTE piden «la retirada inmediata del plan, ya que no responde a las actuales aspiraciones populares y atenta contra todos los servicios urbanísticos, viarios, ecológicos y sanitarios, etc.».

Sí nos parece interesante que tanto los partidos políticos como el mismo Ayuntamiento, con los técnicos que entre todos estimen necesario, susciten un debate público con el fin de esclarecer estos detalles que a juicio de los citados partidos puedan atentar contra los servicios antes expuestos.

En cambio, solicitan que el Ayuntamiento propicie «las soluciones para la construcción de la Coperativa de Viviendas Sampedrotarra, previa exposición pública».

Ahora bien, nosotros nos preguntamos si esto será posible realizarlo sin la aprobación del plan general.

Ante la importancia y trascendencia de este tema, PASAIA GAUR se compromete a ofrecer en su próximo número una exposición técnica y a la vez asequible de este plan general.

Ortzadar / Bordaundi

ULTIMA HORA SOBRE EL PLAN GENERAL
Según hemos podido saber, el Plan General de Ordenación Urbana de Pasajes no fue tratado en la reunión de la Comisión Provincial de Urbanismo (3-10-78).

De todos modos, a juicio de dicha Comisión «El mencionado expediente es objeto todavía del correspondiente estudio a fin de preparar los informes técnicos y evitar de este modo improvisaciones lamentables».

Por otra parte parece ser que la actual Comisión Provincial de Urbanismo no dictaminará nada referente a este Plan, dadas las limitaciones que a causa del traspaso de transferencias al Consejo General Vasco tiene esta comisión, por lo que se cree que, al preverse el inicio de las competencias por parte del C.G.V. para el día primero de noviembre, este expediente del Plan General de Pasajes será objeto de la correspondiente dictaminación bajo la competencia del equipo del Consejero de Urbanismo del C.G.V.

Ahora bien, se sabe que la Comisión Provincial de Urbanismo administrativamente no puede retirar el expediente, a no ser que el promotor del Plan (El Ayuntamiento de Pasaia) lo haga. Por lo que si dicho expediente no fuera retirado por el Ayuntamiento o en su caso sancionado debidamente por la Comisión Provincial de Urbanismo o el Consejo General Vasco, al cabo de seis meses sufriría automáticamente la aprobación por silencio administrativo.

Esta situación se produciría el 20 de diciembre de 1978.

Esta es a grandes rasgos la situación real y próxima del Plan General.

En nuestro próximo número intentaremos darles más noticias sobre lo acontecido en este transcurso de tiempo, sobre el Plan General.

NUEVA DECISION DEL AYUNTAMIENTO SOBRE EL PLAN GENERAL
En reunión celebrada el día 16 de octubre de 1978 en el Ayuntamiento, la Corporación y los Grupos de Trabajo decidieron estudiar las posibilidades de detener la tramitación del Plan General en el punto en el que se encuentra y volver a efectuar una Información Pública del mismo, considerando que la actual situación socio-política puede favorecer en mayor medida la participación del pueblo y de los partidos políticos y evitar de este modo, mediante su estudio y las impugnaciones que de él se deriven, planteamientos y razonamientos ambiguos y demagógicos. La decisión, que según se espera será afirmativa, será tomada en el Pleno del día 30 de octubre.