«

»

HISTORIA DEL FUTBOL ANTXOTARRA
Y CINCUENTENARIO DEL C.D. PASAJES

Artículo de Tomás González
Siete folios mecanografiados y datados en 1991
[Se trata de una colabroración, pero ignoramos dónde se publicó]

A la hora de rememorar la historia de nuestro Club, mi deseo sería poseer una privilegiada memoria a fin de que de la misma fluyan tantos y tantos personajes, inquietudes y acontecimientos que el fútbol, además de otros deportes que se han realizado antes y durante estos cincuenta años, cuya efeméride celebra nuestro Club Deportivo Pasajes este año.
Por ello no me queda otra solución que solicitar la colaboración debida, para que otros más vetustos que yo, o de clara memoria, con sus valiosos testimonios y fotos, me facilitasen hechos y datos de lo que va a ser esta breve y modesta historia. Y por no haber sido la realización de la misma una tarea estrictamente personal, es mi deber expresar desde el principio mi gratitud a cuantos han colaborado para que este trabajo haya sido una realidad.

No obstante soy consciente de no poder reflejar la amplitud de nuestra historia, ni la completa exactitud de la misma, sufriré muchos “lapsus” sobre la sucesión de hechos vividos en el transcurso del tiempo, pero dado que estos relatos van con el máximo interés, ilusión y cariño hacia la propia vida de nuestro Club, confío en que nuestro querido lector deberá comprenderlo.

Antes de que el C. D. Pasajes naciera, nuestro distrito anchotarra contó con varios equipos de fútbol que actuaban en competiciones oficiales y que además uno de ellos tuvo la gran gesta de conseguir el título de Campeón de España de la Serie B –hoy 2ª División– y que posteriormente ampliaremos.

Se dice que fue el Español Pasaitarra, continuador del Luchana Pasaitarra, quien en principio tuvo su sede en el Bar de José Miranda –hoy Bar Mayte– para pasar más tarde al Bar Royalty. Su primer presidente fue Jerónimo Más Taquito, y por último Lorenzo Lorenzo.
En este Español Pasaitarra jugaron los Ferré Pelin, Trino Berroa, Eugenio y Pepito Zala, Berrospide Canario, Zubiri Zurdo, Nicolás Zabala, los hermanos Amat, Jesús Salazar, hermano de Mochel, Emiliano Zozaya, Guillermo Barbeito, Sancho Garrote, Luis Rubio y otros.
Al nacer el Pasayako Lagun Ederrak el año 1921, en su mayoría formado por jugadores del Español, dicen que los partidos que se jugaban entre ambos en el campo de Molinao, situado donde hoy están los pabellones de Luzuriaga, eran competidos y de gran rivalidad, pero que acabó muy pronto por la desaparición del Español, dado a que pasó a segundo plano en la villa, por la buena marcha del Pasayako.
Existían también el Racing Pasaitarra y el Arsenal, de los que apenas he podido conseguir datos. Igualmente había jugadores enrolados en la Real Sociedad, tales como Olegario García, Lucio Valverde y Amadeo Labarta.
Y ya antes de que hablemos de nuevos equipos, tras la desaparición de los antes citados y al haber mencionado la gesta del Pasayako, diremos que el título fue conseguido en Zaragoza, tras jugar dos encuentros competidísimos con el Badalona. El primero terminó con empate a dos tantos y el jugado dos días después, con la victoria pasaitarra de un gol a cero marcado por Eugenio Zala.
Hablando con uno de los pocos supervivientes de aquel equipo, me comentaba que cuando vieron a los del Badalona se quedaron impresionados, dada la presencia de los mismos, uniformados impecablemente fuera y dentro del campo, con un porte de equipo señorial, pero que no les sirvió al final, tras la furia y garra que nuestros jugadores pusieron en los dos partidos. Los jugadores que participaron fueron: Zubiri; M. García, Elizalde; Mendia, Salazar, Mochelín; Zozaya, Barbeito, Gual, Martinez y E. Zala. Otros jugadores eran los hermanos Atestaran, Ortuño, Mendizábal, Pepito Labarta… todos ellos nacidos en Pasajes.

El recibimientos al equipo fue apoteósico, ya que aunque fue hacia las tres de la madrugada, no quedó nadie en casa. Todo Ancho estaba en la calle. Recuerdo que a mí, que contaba con seis años, me sacó mi madre de casa en brazos, por tener un pie lesionado. Aparecieron por Buenavista y no se me olvidará nunca el clamor, los gritos de la muchedumbre congregada, que entusiasmada y con gran alborozo se manifestaban diciendo: “Ahí llegan, ahí llegan”. Como tampoco que al frente de los bravos campeones y con los alegres sones de la Musical Pasaitarra, portaba la bandera del Club mi tía Isabel la Morena, quien pocos días antes de escribir estas líneas acaba de fallecer.
Muy pocos años más tarde desapareció el Pasayako por motivos para mí desconocidos, y entonces surgieron otros equipos como el Arsenal primero, donde jugaban, Miguelez Lupa, Artola Bufi, Gonchalo, García El Chino, Nañi, Mauro, Goñi, Pekín Berdasco, V. Sanz, Berra, Fraile, Zala, Momediano… También el Once Diablos fue de los nuevos equipos con Seco 13 kilos, Vergara, Barrasa, Zorzano, Santaolalla, Piti y otros que me es difícil recordar, así como el Stil Alzatarra de Buenavista, con los Goico, F. Chocarro, Juanito Mendia, hermanos Zabaleta, Balta, J. Rincón, Beñe Mendia, Primi, etc. La Gimnástica con Floren, Zabala, Estebez, Igarzabal, E. Garbizu -–posteriormente fino jugador de la Real Sociedad, falleciendo en plena juventud–, Teofilín, Chapín. Otro más fue el Terrible, donde jugaban los Leopoldo Sanz, Guillermo Iguaran, Nicolás Calvo, Santos Uranga, Melchor Alday, J. M. Oyarbide, Ramón Aramburu y otros.
Pero con todos ellos, el que más relieve tuvo fue el Unión Txiki, que jugó contra equipos de indudable categoría dentro del fútbol regional. Una de sus primeras alineaciones estuvo formada por: Ubegun Pitón; Romeo, Leiceaga; Zapa, L. Goldaracena, Primi; Marichalar, A. Otegui Garibaldi, Duhart, Martinez Tata y Beñe Mendia. Otros jugadores que componían la plantilla eran los hermanos Sanz Polo y Chicha, Zorzano, García, Montero, Beraza, T. Cereijo y Romero.

La guerra frustró la continuación de estos equipos, hasta que finalizada la misma un grupo de aficionados anchotarras, valientes en su iniciativa, a pesar de haber desaparecido el campo por el avance de la industria en los terrenos del mismo, se animaron a dar nacimiento al Club Deportivo Pasajes, y de ello hace nada menos que cincuenta años. Fue en enero de 1941 y formaron la primera Directiva: Presidente, Miguel Maiza; Secretario, Ignacio Garbizu; Tesorero, Ignacio Mugica; Contador, Joaquin Zulaica; y vocales, Luis Garbizu, José Luis Otaegui, José Maiza, Pablo Usabiaga y Tomás Zabaleta, teniendo como primer domicilio el Bar La Bodega, donde José Momediano era gran colaborador.

La primera camiseta que vistieron los jugadores era la del desaparecido Unión Txiki, para posteriormente cambiar por la azulgrana a rayas anchas y verticales, y en la actualidad con la blanquirroja también a rayas verticales más estrechas. Los primeros jugadores, según datos que hemos podido entresacar, fueron los siguientes: Ubegun (Portero); Iraola, Crucito, Amorebieta, Lerchundi, Eguzquiza, Samperio, Riojilla, Inciarte, Vergara, Peña, Aduriz, Sagarzazu y Sanz. Fueron incorporándose otros como Molinuelo, La Granja, Trecu, Erdocia, Cabezón, I. Zorzano y Kolkas.
El emblema es de motivos marineros, dos sirenas sosteniendo un escudo de campo rojo con dos remos cruzados bajo una flor de lis y todo ello sobre unas ondas u olas de plata. La bandera actual es de tres franjas horizontales, las de los extremos rojas y la del centro blanca, con el escudo bordado en el centro. El domicilio, desde muy pocos años después de la fundación del Club, es el de Avenida de Navarra, 20 -1º.

El primer partido que jugó el Pasajes fue contra el Castillo, en el campo situado detrás de los cuarteles de Loyola, con el resultado de empate a un tanto. Tuvo brillantes actuaciones hasta que en la temporada 1943-44 se fue el título de campeón al perder en Logroño contra el titular por 1-0. En esta misma temporada en la Copa de Guipúzcoa, jugó la semifinal contra el Real Unión en Larzabal, donde se perdió por 1-0. La alineación fue: Patiño; Eguzkiza, Lerchundi; Albero, Trecu, Fernandez; Sanz, Alejandro, Amorebieta, Chicho y Cabezón I.

Ha tenido muchos éxitos nuestro club a lo largo de las temporadas, consiguiendo varios títulos, tal como han quedado reflejados en las primeras páginas de esta revista. El último fue en la temporada 1986-87, que tras un brillante discurrir a lo largo de la misma, se consiguió el de Campeón de Liga Preferente y con ello, el tan ansiado ascenso a la Tercera División, donde se sigue militando.
No podemos dejar de relatar los grandes recibimientos que toda la afición pasaitarra tributó a los jugadores campeones, con la magnífica colaboración, siempre de agradecer, de “Polito y sus Discos Vivientes” y de los “Pasay”. Ellos dieron la nota de alegría y jolgorio, tanto en los terrenos de juego como en las llegadas a nuestro distrito anchotarra, con una afición volcada siempre a su enseña blanquirroja, una afición sana y deportiva que nunca dejó de animar y que siempre ha sido el máximo paladín de una continuidad triunfante de nuestro club. Y aquí tampoco podemos silenciar al animoso grupo mixto de los “Shalsheros”, que durante nuestras fiestas de San Fermín, con gran alborozo y simpatía recorren las calles cantando alegres estrofas alusivas a la vida anchotarra, entre las que no falta una dedicada a nuestro club y siendo la de este año la siguiente:

Este año el Pasajes
celebra el cincuentenario
–de la fundación del Club.
¡Son cincuenta calendarios!–
a lo largo de su historia
mucha gente a desfilado
–directivos, misters, chicos,
socios, asimilados–
¿Es verdad? ¡Sí señor!
¡El Pasajes Club Señor!

Muchos y muchos han sido los seguidores del equipo, animándole siempre tanto en casa como en los desplazamientos, pero quien más me viene a la memoria son aquellas guapas chicas, hoy casadas la mayoría, con hijos y hasta nietos, casadas algunas con jugadores del club, que eran la animación constante de nuestro equipo. Me refiero a las Amparo y Miren Arrizabalaga, Lupe Martinez, Maria Luisa y Patri Vega, Encarnita Salaverria, Iciar Garbizu, hermanas Atorrasagasti, Pepi Echaide, Jacobi Iguaran, Miren Donay, Marisol y Nati Nieto, Conchi Estebez –me dice que es de las primeras asociadas del Club– y otras que me perdonarán no pueda recordar. Era tal la pasión, que algunas de ellas hacían promesa de acudir a Misa el lunes si el Pasajes ganaba el día anterior.

Es importante el número de jugadores que han vestido nuestra camiseta y que han pasado a categorías nacionales. Anteriores al C. D. Pasajes, tenemos a Miguel Ayestaran, que fue internacional en una ocasión, y Amadeo Labarta, en tres. En relación a algunas dudas sobre el nacimiento de Isidro Lángara, doce veces internacional, debemos aclarar que el mismo nació en Ancho, aunque de niño se trasladó a vivir a Andoain.

Ya posteriormente, con la certeza de olvidarnos de alguno, pasaron a superiores categorías: Vergara y Erdocia (Real Sociedad); Martinez Tata (A. Bilbao); Amorebieta (Zaragoza); Martitegui (Burgos); Larrate (Málaga); Irastorza (Melilla); Murillo y Saez (Logroñés); Bernal, Paz, Peporro y Galardi (Real Sociedad); Alvarez Torres (Hércules de Alicante); Areizaga (Palencia); Pirulo (Burgos); Zaldua (Real Sociedad); Marcos (Osasuna); Moreno (Cultural Leonesa); Soriano (Calahorra); Elizaga (Entrenador al Burgos); Benegas (Valladolid); Jose Mari Martinez (Real Sociedad); Aracama (Santander); Sesé (Mestalla); Arriaran (Constancia de Inca); Berasaluce (Real Madrid); Goyo (Oviedo); Ferreres (Sanse ); Ferré (Real Unión); Cortajarena (Alavés); Sistiaga (Burgos); Fausto (Figueras); Gabilondo (Sanse).
Hay que destacar igualmente que en la Selección Guipuzcoana Juvenil que ganó el Título de Campeona de España en mayo de 1960, figuraban en su alineación Checho Villanueva y Paco Ferreres, autor éste de uno de los goles que dieron la victoria.
En el tema internacional ha actuado en varias ocasiones nuestro club, considerando que los de más relieve fueron los que figuran en otra página. Estos encuentros se jugaron contra una Selección del Buque Escuela de la Marina de Guerra Argentina, en los primeros años de nuestro Club y la doble confrontación contra el equipo francés Jeunesse Villenavaise en 1961.

Aunque la principal y mayor característica dentro del club ha sido la actividad futbolística, se ha participado en otros deportes tales como Balonmano, Ciclismo, Atletismo, Remo, Automovilismo y Moto-Cros. Aunque de algunos de ellos ya hacemos mención en otras páginas, volviendo al remo, su participación en la regata de la Concha de 1961 fue todo un modelo de deportivismo, concediéndole el Centro de Atracción y Turismo una copa en premio al mismo. En trainerillas participó durante tres años en varias competiciones, cuyos bogadores fueron: Tximista (patrón); Aguirre, Cortajarena, Casal, Arrillaga, Zumeta, Echeverria e Izaguirre. No llegaron a conseguir ninguna victoria, pero su participación fue honrosa en varias de ellas, al conseguir puesto intermedios pese a su juventud y menor experiencia que sus contrarios.

En la especialidad de auto-cros, en colaboración con el Real Automóvil Club, se realizaron varias pruebas, con corredores incluso internacionales, en terrenos enclavados por las laderas de la campa denominada de Usoz. Igualmente colaborando con el Real Moto Club y dentro del circuito urbano, se han realizado importantes pruebas de motorismo, que llamaban la atención de los muchos aficionados de este deporte. Dos pasaitarras participaron en estas pruebas, Ignacio Oyarbide Torkito, ya fallecido, y Manolo Carrera, que con sus modestas máquinas poco podían hacer frente a las foráneas. Pero en verdad, daban su “salsa” a la competición.

En cuanto al atletismo, los grandes éxitos que Aguirre y Urkijo obtuvieron con el lanzamiento de la jabalina y el martillo, proclamándose Campeones de España. Muchos años estuvo inactiva esta práctica deportiva en nuestro distrito, hasta que el año 1960, varios jóvenes defensores de la enseña de nuestro club participaron en diversas pruebas atléticas en los campeonatos organizados por el creado organismo Ibaiondo, formado por los pueblos de nuestro alrededor, descollando pronto los Urkijo y Miranda, que obtuvieron excelentes calificaciones, cual los 11’9 en 100 metros y 1’60 en salto de altura respectivamente. Otros anchotarras se unieron también a los éxitos de los anteriores, tales como J. Calvo en 800 m; J. M. Anso en 1.500 m; J. Gamborena en 3.000 m; R. Leiceaga en peso; S. Vicente en disco; J. A. Aguirre en jabalina y F. Burgui en martillo; todos ellos en juveniles. En junior participaron J. López en 100 m; J. M. Elorriaga en 200 m; F. Viles en 1.500 m; I. L. Aguirre en jabalina. Vencieron brillantemente en la categoría juvenil, quedando segundos en la de junior.
La primera prueba de campo a través de juveniles que organizó nuestro Club, dado el éxito de la misma, tuvo amplias felicitaciones de la Federación Atlética y demás organismos.

Expuestas nuestras especialidades deportivas que ha practicado nuestro Club, tenemos que terminar esta memoria, esta historia, volviendo al fútbol y en primer lugar para comentar con satisfacción el logro que después de muchos años de trabajo y lucha de cuantos directivos han pasado por el club, fue la consecución del nuevo campo de fútbol en la localidad. En el año 1969 se inauguró Molinao gracias a un trueque de terrenos entre Luzuriaga y el Ayuntamiento y la ayuda económica de la Federación Guipuzcoana de Fútbol. En otra página se observa la bendición de dicho campo, donde a continuación actuaron los equipos de la Real Sociedad y Real Unión, con arbitraje del pasaitarra Nikol Alcorta. El primer gol marcado en Molinao fue por Urresti, de la Real. Ya en partido oficial, el primer gol pasaitarra fue logrado por Juanjo Cortajarena. Posteriormente se han realizado varias obras, tales como la elevación del terreno y variar el mismo 30 metros al N.O. en 1976. El año1988 se volvió a dar vuelta al drenaje, como ampliando a su vez el terreno de juego y colocando torretas de iluminación.
En la actualidad podemos estar orgullosos de contar con un campo de fútbol dentro de los mejores de Guipúzcoa, con un terreno superior y bien cuidado, gracias a los trabajos e interés que pone su cuidador Luis Nuñez.

Sería injusto olvidar dentro de estas líneas a otro hombre que junto con su esposa realizó casi desde el nacimiento del club y durante muchos años la labor de utillero. Se trata de Miguel Vélez y su esposa Desusa, los cuales llevaban la preparación del material deportivo. En más de una ocasión me tocó ir a su domicilio y observar a Miguel arreglando las botas en la cocina, rodeado de un tenderete de camisetas para que se secasen, ya que en el exterior llovía, y había que tenerlas dispuestas para su momento. Por su trabajo y gran prestancia en todo momento, era apreciadísimo por los muchos jugadores, entrenadores y directivos con los que colaboró. Por cierto, que el amigo Miguel me comentaba estar algo molesto, pues habiendo estado viviendo tantos años en Amar-Etxetas, no había sido citado en el libro que lleva tal título. Logré convencerle de que en el discurrir de las historias es fácil sufrir “lapsus” involuntarios, sin ninguna mala intención.

Pecaríamos si silenciáramos las distinciones que han sido concedidas a varias personas que de alguna forma han colaborado con el Club. En distinciones propias del Club, figura el nombramiento como Presidente de Honor a D. Carlos Yarza, según acuerdo de Asamblea celebrada el 27 de junio de 1946. Recibieron sendos homenajes de la afición pasaitarra por los laboriosos años dedicados a nuestro Club, Perico Izquierdo y nuestro actual Presidente Carlos Ramírez, como asimismo al incansable Teodoro Amigot Toti, por su valiosa y meritoria labor con las rifas, aportando una más que importante ayuda económica. De ello saben mucho sus amigos “amorosos”, a quienes acosa con sus papeletas.

Como distinción otorgada por la Federación de Fútbol, la primera fue al que suscribe, Tomás González, Medalla al Delegado más Distinguido, para posteriormente concedérseme en 1980-81, la Medalla al Mérito Deportivo. En 1965-66, Perico Izquierdo recibió asimismo de la Federación, la Medalla al Delegado más Distinguido. En 1983, Carlos Ramírez recibió una placa concedida por los empleados federativos, en premio a su eficaz colaboración administrativa con los mismos. Y ya en 1985 fue premiado por la Federación con la Medalla al Mérito Deportivo, galardón de las máximas distinciones que concede dicho organismo.

Vamos finalizando nuestro trabajo no porque nos falten más temas, sino porque el espacio se me va reduciendo, pero antes no podemos dejar en el olvido a aquellos que siempre unidos al Club, cada uno en su faceta correspondiente, nos dejaron para siempre. Uno por cada década hansido los Presidentes fallecidos, tales como Eleuterio Domingo, Francisco Rubio, Lorenzo Lorenzo, Pedro Gil y Juan Manrique. Directivos han sido más y como alguno podíamos omitir, vamos a simbolizar la memoria de todos en dos de más reciente recuerdo y huella que nos han dejado. Se trata de dos grandes amigos, Teófilo Alonso Teofilín, y Josetxo Echezarreta Txintxorta, laboriosos e incansables en sus cometidos con cuantos Presidentes han colaborado, dejando estela de una dedicación plena y de gran cariño a su querido Club. En cuanto a jugadores, más fácil podíamos pecar de olvido e ignorancia, y me permito recordar entre ellos a Jesús Irastorza, que casado con una pasaitarra, nos dejó hace muchos años. De Chus guardo yo, como muchos de aquella época, gratos recuerdos por su carácter bonachón, que le hacía ser querido por todos cuantos le trataban.
Todos ellos en el momento que nos dejaron, no cabe duda que nos embargó una gran tristeza, pero hoy pienso que debemos estar alegres en su recuerdo, pues hemos de tener fe de que estarán también celebrando la conmemoración de su querido Club.
Llegado el momento del cierre de esta Memoria, con justicia hacemos un reconocimiento general a quienes con sus dilatados méritos, han contribuido al desarrollo y continuidad de estos largos cincuenta años. De alcanzar estas Bodas de Oro que hoy celebramos y que, unidos con satisfacción y orgullo, debemos darnos una conjunta y efusiva enhorabuena, con el mejor deseo de que sigan manteniendo los éxitos de nuestro Club Deportivo Pasajes.
Finalizo pues, firmando con el seudónimo que durante muchos años lo hice en las crónicas deportivas de nuestro Club

Sahmot

HISTORIAL DEPORTIVO
El C.D.Pasajes, aunque en fútbol tenga su mayor y más clarificada actuación en toda su historia, también participó en otros deportes, ya que está inscrito en las Federaciones de Ciclismo, Remo, Pelota, Atletismo y Balonmano, junto a la de Fútbol.

En Fútbol, resumiremos su trayectoria anotando lo más destacado:
Temporada 1946-47
Campeón de Campeones de la Regional
Temporada 1946-47
Campeón de la Copa de Guipúzcoa
Temporada 1948-49
Sub-Campeón Regional de Guipúzcoa Elgoibar 2 – Pasajes 1
Temporada 1948-49
Sub-Campeón de la Copa de Guipúzcoa Eibar 1 – Pasajes 0
Temporada 1949-50
Campeón de la Copa de Guipúzcoa Pasajes 4 – Vitoria 1
Temporada 1964-65
Campeón Copa Federación de Guipúzcoa
Temporada 1965-66
Sub-Campeón Regional de Guipúzcoa Pasajes 2 – Tolosa 3
Temporada 1965-66
Sub-Campeón de Aficionados de Guip. Pasajes 0 – Elgoibar 2
Temporada 1966-67
Campeón Copa Federación de Guipúzcoa Pasajes 1 – Aurrera Vitoria 0
Temporada 1969-70
Sub-Campeón de Copa de Ascenso Pasajes 1 – Michelín 2
Temporada 1973-74
Sub-Campeón de Aficionados de Guipúzcoa Tolosa 3 – Pasajes 1
Temporada 1977-78
Sub-Campeón de Aficionados de Guipúzcoa Pasajes 1 – Aurrera Ondarroa 2
Temporada 1985-86
Semifinalista del Torneo de Aficionados de Guipúzcoa
Temporada 1986-87
Semifinalista del Torneo de Aficionados de Guipúzcoa
Temporada 1986-87
Campeón de la Regional Preferente de Guipúzcoa
Actualmente el C.D.Pasajes tiene y mantiene cinco equipos: Tercera División, Juvenil, Infantil, Cadete y Alevín, y cuenta con ciento seis jugadores en todos ellos.

En Ciclismo:
Organizador de Criteriums Internacionales merced a la participación de ciclistas de talla internacional, así como carreras de Ciclo-Cross y otras. Tuvo su equipo aficionado.
En Atletismo:
Organizador en 1925 de un importante Cross, participando las figuras del momento. Tuvo equipos en juveniles y juniors.
En Balonmano:
Tuvo equipos de balonmano masculino y femenino, y el femenino incluso llegó y jugó en el ámbito nacional en su primera categoría, organizando, además, el Torneo de Clasificación de Primera Categoría en el polideportivo de Don Bosco y participando en él.
En Auto-Cross:
Organización del Auto-Cross Internacional tres años.
En Moto-Cross:
Asimismo Organizador del Moto-Cross de Clase Estatal durante dos años.
En Remo:
Participó tres años en la Liga Regional de Trainerillas, y en 1960 participó con trainera en la Regata de la Concha de San Sebastián, quedando en penúltima posición.