«

»

ANCHO EN LA CONCHA POR CUARTA VEZ

Ciaboga, Año XXXI Núm. 31 Septiembre 1960
UNICA REVISTA ESPAÑOLA DE REGATAS
FUNDADA EN 1924

PATROCINADA POR EL C.D. PASAJES
UNA TRIPULACIÓN DE PASAJES ANCHO
ESTE AÑO EN LA CONCHA, POR CUARTA VEZ
“Lo ideal sería
–dice el patrón, Juanito Mariscal–
una selección de los tres distritos
representando al pueblo pasaitarra”

Patrocinada por el C. D. Pasajes, este año habrá en la Concha una tripulación de Pasajes Ancho. El remo es uno de los deportes –fútbol, ciclismo, “cross”…– que con más entusiasmo cultiva en los últimos tiempos el C. D. Pasajes. Y el deporte hay que cultivarlo y practicarlo como tal deporte, puesta la mira en todo momento en el estímulo del triunfo, pero sin que el desánimo mine nuestra moral cuando la victoria, pese al esfuerzo puesto en ello, no ha podido ser alcanzada.
Todo el mundo conoce el papel que ha hecho la trainera del C.D.Pasajes en la liguilla guipuzcoana recientemente celebrada; papel modelo de deportivismo, en mérito del cual el Centro de Atracción y Turismo le ha otorgado una copa conmemorativa.

* * *

Por cuarta vez en la historia de nuestras regatas, sale este año a la palestra Pasajes Ancho. Cuatro veces en setenta años, pues se remontan a 1.890 las notas que sobre regatas tenemos en el archivo de CIABOGA.
La primera fue en 1.918. Contendían Donostia, Guetaria, Zarauz y Ancho. La bandera se la llevó Kiriko, el patrón donostiarra. Y Ancho se clasificó cuarto, con un tiempo de 20,30.
La segunda, en 1.921, cuando a Elías Aramburu (Chapas) se le saltó el tolete… La trainera de Ancho, que se llamaba Lagun Ederrak y llevaba de patrón a Julián Elizalde, fue la clasificada en último lugar, entre siete. Pero la honrilla de la bandera fue para la tripulación combinada de San Juan y San Pedro, llevando de patrón a Aita Mañuel.
Y la tercera participación data de tres años: 1957, siendo patrón Vicente Lujambio, hermano de José Angel. Contendieron Aguinaga –que ganó la bandera–, San Juan y Ancho, clasificándose esta en el tercer puesto

* * *

Los bravos bogadores anchotarras de este año son los siguientes:
Francisco Casal, uno de los de la trainerilla; 18 años y mecánico de oficio.
Manuel Echevarria, de 20 y cajista de imprenta. Ya ha hecho pinitos antes de ahora en San Pedro en embarcación pequeña.
Javier Cortajarena, de la trainerilla de Ancho también; 23 años, electricista
Ignacio Elizalde, de Ancho, 22 años y mecánico. Ha formado en la tripulación de la trainerilla.
Javier Anatol, de Trincherpe, en cuya trainerilla ha figurado. Pero, además de remero, es futbolista del C.D.Pasajes. Es mecánico y tiene 23 años.
Lo mismo que Joaquin Urretavizcaya, quien ha remado en el batel de Rentería –de donde él es– y en la trainera de Trincherpe.
José Salaverria (Potholo); 24 años y de San Juan, redero de Meipi. Ha remado en la trainera de Yola.
José Segurola; 23 años, natural de Rentería, mecánico de oficio y hermano del jugador de fútbol que fue de la Real.
Custodio Macazaga; 17 años y de San Juan, en cuyos batel y trainerilla ha remado.
FeliX Macazaga, hermano del anterior; 18 años y ha bogado en la trainerilla anchotarra.
Prudencio Arrillaga, de los Arrillagas famosos de San Pedro; 19 electricista y remero de la trainerilla de Ancho.
José Trecet, de 17 y estudiante. Como buen sanjuandarra, aficionado al remo. Su simpatía fraterna por Ancho le ha llevado a figurar en la trainera de éste.
Pedro Zumeta, de Lezo y 19 años; jornalero, ha remado también en la trainerilla.
Otro lezotarra: Joaquin Urquizu; 22 años y albañil, remero de la trainerilla de Jaizkibel.
Antonio Carrera, de 20 y natural de San Pedro. Ha remado en trainerillas con Trincherpe.
Y Miguel Arbona, de los Chimista de San Juan. Tiene 20 años y ha sido el patrón de la trainerilla de Ancho.

* * *

Patroneará la cuadrilla de Ancho un sanjuandarra, Juanito Mariscal, que hace dos Septiembres (entonces tenía 49 años) debutó en el mando de una trainera, precisamente la que patrocinó en 1.959 el Club Deportivo Yola.
A Juanito Mariscal –digámoslo, de paso– le cogió, estando pescando chipirones en aguas de Pasajes, aquella borrasca mañanera de hace tres semanas. Su batel volcó, pero él, bien agarrado a la embarcación, aguantó, sereno, el nublado; regresando luego a su casa, aunque hecho una sopa y… sin chipirones.
Hemos querido que Mariscal nos diera una impresión sobre los chicos que va a patronear y sobre la contienda en puertas; y nos ha venido a decir:

–Estoy contento de ocupar el puesto de patrón de Ancho… aunque yo soy de San Juan. Eso no importa. El deporte es lo primero. Además, todos los hijos de Pasajes debemos ser hermanos. Lo ideal sería, a mi parecer, que en las regatas tomara parte solamente una selección de los tres distritos, representando al pueblo pasaitarra. En esta cuadrilla hay juventud… y creo que podremos hacer algo; sobre todo, para borrar la mala impresión que a algunos les ha hecho el que la trainerilla de Ancho llegara la última

* * *

Para terminar, vamos a presentar al lector al delegado de la tripulación anchotarra, don Carlos Ramírez Jorge, secretario hace siete años del C.D. Pasajes y corresponsal de Unidad en aquel pueblo.
Inteligente, activo, de felices iniciativas y resuelta disposición personal, Ramírez lleva sobre sus espaldas buena parte del peso del Club, y es dentro de éste el más íntimo y eficaz colaborador de su presidente, don Tomás González.
Atento a los entrenamientos, alaba cálidamente la labor de Mariscal, “Hombre –nos dice– todo bondad y experiencia”.
El señor Ramírez –partidario también de aunar voluntades y esfuerzos para la consecución de una tripulación única que represente a Pasajes– tiene, en otro orden de cosas, frases de elogio y agradecimiento, sincerísimos, para el médico de Ancho don Ignacio Aldanondo, por su conducta con el Club en lo relativo a la atención –asidua, desinteresada y competente– de los atletas de cualquiera de los deportes que dicho Club cultiva.
–Y el Ayuntamiento de Pasajes, ¿secundará en lo económico los esfuerzos de Ancho en cuanto a la trainera?
–A lo mejor nos dé algo. Tenemos la promesa del teniente de alcalde del distrito, señor Chivite. Pero, como máximo, acaso sean 2.000 pesetas…
–Pues… se merecen ustedes mucho más, por los sacrificios y desvelos que se han impuesto por defender el buen nombre deportivo de Pasajes…