«

»

RASGOS LAUDABLES

La Unión Vascongada, 1898-07-05

Ayer, sobre la una de la tarde, al pasar por Pasajes, de regreso de los ejercicios de tiro al blanco que por la mañana efectuó en San Marcos una sección de la 3ª compañía del regimiento de Valencia, fue presa de un accidente el soldado de la misma Francisco Alonso Illán.

Destacados de la fuerza los soldados José Rocavao, Estanislao Aznar y Antonio Núñez Carabia, condujeron al enfermo a uno de los almacenes de la 4ª Vía, inmediatos al sitio de la ocurrencia, donde fue convenientemente asistido, después de larga y penosa tarea para hacerle volver a conocimiento por el facultativo de aquel barrio D. Ignacio María Casares.

Pero merece especialísima mención entre todos los que al socorro de aquel militar acudieron, una familia de Pasajes, conocida tanto por la modestia en que encierra sus actos y esplendidez en socorrer con mano pródiga al desgraciado, como por sus espontáneos y generosos desprendimientos, que cual Angel de la caridad ofreció ayuda y hogar no al enfermo sí que también a los que de cuidarle se encargaban.

Allí estuvieron, en aquella casa, el epiléptico y sus acompañantes hasta que, restablecido el primero con los cuidados cariñosos que le prodigaron, pudieron regresar a esta ciudad a incorporarse á filas.

Aquí se han presentado esos soldados, en nuestra redacción, a rogar trasmitamos su agradecimiento a esa familia cuyo nombre no nos es permitido revelar.

Muy gustosos cumplimos el encargo a la vez que enviamos nuestra felicitación.