Piedad, estudio y acción

Los Tres Pasajes, nº 10, 1952

Triple lema a cargo de nuestra
Juventud Femenina de Acción Católica

La ingente tarea que, por el amor de Dios,
se realiza calladamente en favor del prójimo necesitado de pan espiritual y material

Con el deseo de que todas las jóvenes de Pasajes lleguen a conseguir una formación completa y adecuada, esta Asociación, enclavada en la Parroquia de Ancho, con gran entusiasmo y optimismo, dedica sus mejores atenciones para el logro de tan laudable finalidad. Para ello no retrocede ante las dificultades que de todo orden se les presentan, ni cede al desánimo ni a la cobardía.
A tal objeto, organiza sin descanso diversos ac­tos que corresponden a su triple lema de: Piedad, Estudio y Acción.

* * *

Durante este curso, y para fomentar su primera consigna de Piedad, organizó como en años ante­riores Ejercicios Espirituales Parroquiales en Octu­bre para todas las jóvenes de Pasajes, contribuyendo económicamente que a algunas los hagan en ré­gimen de internado. También ha organizado trimes­tralmente, retiros extraordinarios parroquiales, etc.:
En lo referente al Estudio, tuvieron durante este curso, semanalmente, clases de Religión y de Psico­logía Femenina, a cargo del R.P.Gordoa S.J. y del párroco de Hernani, D. José Elgarresta, respectiva­mente. De vez en cuando, adermás, se dieron confe­rencias de temas profanos, dirigidos por prestigiosos oradores. Organizaron igualmente una Acade­mia Nocturna, con clases de Corte, Cultura General y Cocina, a cargo de las señoritas Mª Luisa Arana, Clara Arista y Lucía lztueta, respectivamente.
Disponen de una magnífica Biblioteca circulante con 550 libros recreativos y de formación y de unas interesantes clases de primera enseñanza exclu­sivamente dedicadas a las muchachas de servicio.

* * *

En los primeros días de Mayo, organizóse una semana de preparación pre-matrimonial, con un programa escogidísimo, desarrollado en sus temas principales por D. Roberto Aguirre, párroco de Rentería, y el coadjutor de la Parroquia, D. Luis Aguire juntamente con dos señoritas.

* * *

Para estimular el espíritu literario se organizó en Mayo un concurso sobre las “Virtudes de la Virgen” en el que se adjudicó el primer premio a la jóven Eugenia Alvarez de Arcaya, y el segundo a Mª Teresa Falque.

* * *

En lo que se relaciona con su tercera consigna, Acción, nos haríamos interminables de tener la pretensión de detallar todas las actividades desarrolladas por estas jóvenes pasaitarras. Hagamos constar sin embargo, algunas de las principales.
Con motivo de la bendición de la Bandera de la Juventud Parroquial por el Señor Obispo el 16 de Diciembre pasado, la joven Ignacia Leiceaga demostró primorosamente sus habilidades femeninas, bor­dando con gran esmero el escudo que integra la parte principal de dicha bandera.
Durante la campaña de Navidad, en unión del Ayuntamiento de la Villa, socorrieron en metálico a setenta y cinco familias necesitadas. Y por su cuenta solamente repartieron comestibles y dinero a treinta y cinco familias pobres de Alza que son feligreses de la parroquia.
Con el producto de la recaudación de la rifa que se organiza por Navidad y San Fermín, atien­den mensualmente a los enfermos necesitados de la parroquia y en varios casos de urgente necesidad aun a los de fuera de ella. Un domingo cada mes, abnegadas jóvenes renuncian a su merecida distrac­ción dominguera, para llevar los tan esperados ob­sequios a los enfermos que se alojan, bien en sus domicilios, bien en diversos establecimientos benéficos. Estas jóvenes, con su alegría y juventud, llevan, además del alivio material, el consuelo espiritual a tantos hermanos nuestros que sufren penas y tristezas en el lecho del dolor. Mensualmente, por lo tanto, visitan a los enfermos en el Hospital Civil de San Antonio Abad, en el Sanatorio de Nuestra de las Mercedes y en sus casas particulares. También mensualmente, llevan su obsequio al Asilo de ancianos de Pasajes de San Pedro. En fechas extraordinarias, por ejemplo, con motivo de la Navidad y de las fiestas patronales, envían también regalos a los enfermos acogidos en el Hospital Militar, en el Sanatorio de Andazarrate, y en la Casa de Salud Santa Agueda. También se acuerdan de los alojados en la carcel provincial.
No se olvidan, tampoco, de proteger a los niños necesitados, y así, sin mirar los gastos que ello ocasiona han, internado a varios en distintas guarderías infantiles como las instaladas en Vidania, en Torrea, en Martutene (Fundación.Arteaga) y a otra niña en el Asilo de San José de la Montaña. A éstos niños les llevan también, casi mensualente, su cariño espiritual y la atención económica necesaria. En este curso, junto con el Ayuntamiento, se facilitó un aparato ortopédico a una enferma de familia necesitada.
Bien se ve que es una labor meritoria la que realizan estas jóvenes, que si alguna vez vienen a pedir nuestra colaboración, no podemos ya despacharlas con la manos vacías…. ¡tanta caridad contagia benéficamente!

* * *

Ya en otros aspectos, este año ganaron, con el “nacimiento” de la parroquia, el primer premio comarcal de parroquias y conventos en el concurso de Nacimientos organizados por el Frente de Juventudes.
Para fomentar el ambiente religioso navideño, las más jovencitas salen con sus “nacimientos” portátiles, cantando los clásicos villancicos por los domicilios particulares.

* * *

El 4 de Mayo representaron, con gran éxito, el drama “La esclava de Fabiola”, en cuya interpretación intervinieron las jóvenes: Carmele Almandoz, Mª Victoria Bandrés, Mª Luisa Almandoz, Esperanza Zaballos, Leoni Conde, Pili Uzcudun, Iciar Lapazaran, Emili Larrañaga, Ramonita Barrio, Elisa Martinez y Pepita Bretos.
Con motivo del Día de Misional, del Día de los Ríos, y del dedicado al monumento del Sagrado Corazón, postularon graciosamente por las calles, recabando del pueblo pasaitarra su generoso donativo.
En las fiestas patronales contribuyen a realzar las mismas con sus clásicos y elegantes bailes regionales y de salón
En fin y para terminar, diremos que en la magna concentración de las jóvenes guipuzcoanas que tuvo lugar en Deva el 22 de Junio, de Pasajes fue una lucidísima representación de 114 jóvenes entusiastas, que llevaron su alegría y juventud a los pies de la Virgen de Iciar, prometiéndole, en nombre de todas las jóvenes pasaitarras, su más incondicional adhesión de hijas fieles a la Iglesia y a su Pastor
Que estas infatigables jóvenes continúen trabajando con una ilusión, mayor si cabe, en esta magnífica obra tan del agrado del Santo Padre, y que tantos beneficios produce en todos los órdenes de la vida