Montañismo local

Los Tres Pasajes, nº 10, 1952

Uno de los nuestros,
en la excursión del Tolosa
al Pirineo Central

Muy pronto hará su debut
la Rondalla de los Montañeros del Jaizkibel

En Julio del pasado año, y sin haber terminado todavía nuestras fiestas Patronales, se adhirió un miembro de nuestra Sociedad a la excursión orga­nizada por los Montañeros del C.D.Tolosa, al Pirineo Central, a unos 60 kilómetros de Jaca, en la provincia de Huesca.
He aquí el relato de la ex­cursión, escrita por el propio montañero pasaitarra:

“Salímos de Tolosa en au­tocar el día 14 de julio, sábado,a las 2,30 de la tarde.
Tras un viaje magnífico, llegamos a Jaca, al norte de Huesca, donde hicimos un alto de una hora, con el fin de «esti­rar las piernas»; saliendo des­pués para Panticosa, donde debíamos hacer noche.
Aun cuando el día era ca­luroso, al acercarnos.a los Pirineos, sentíamos un fresquillo agradable, hasta tal punto que los que viajaban en la “baca” hubieron de descender por no poder aguantar el viento frío que les azotaba.
Hacia las 7de la tarde llegamos a Panticosa.

Esperaba que paisajes como los que se pre­sentaban ante mis ojos fueran exclusivos de los Alpes en la parte suiza o francesa, ignorando que en la misma España se pudiera dar tanta maravilla sin explotarla turísticamente.
Ante mis ojos y tras de ascender nuestro ve­hiculo por una carretera sumamente angosta, pendiente y de curvas muy pronunciadas, se abría un valle amplio, amparado de los vientos por 1as altas cimas nevadas de los Picos del Infierno, Brachimaña, Xuans y Serrato con alturas de 2.800 a 3.000 metros.

En primer lugar, teníamos el lago de Panticosa, de aproximadamente un kilómetro de cada lado, de aguas profundas y transparentes; al fondo y al pie del Pico Xuans, se hallaban los hoteles, construcciones sólidas de tejados muy angulosos para obligar al deslizamiento de las nieves y muy lujosos. Ante estos hoteles, se hallaba el Casino, donde es fama que se organizan interesantes fiestas durante el verano.
Por las faldas de los citados Picos, caían caudalosas cascadas, que paraban en el lago con ruido atronador.
Al día siguiente, a primera hora de la mañana, y una vez oída la Santa Misa, tomamos de nuevo el autobús dieciocho individuos de los treinta y seis que llegamos a Panticosa, para trasladarnos a Sallent de Gállego, desde donde iniciamos la ascensión al refugio de Piedrafita, de los Montañeros de Aragón, situado entre los lagos de Campo Plano y Espumoso, sobre el Ivon de las Ranas, a unos 2.000 metros.

Tandamos seis horas en llegara este refugio, tras de pasar por angotas gargantas formadas por grandes masas de nieve en deshielo.
Desde el refugio se contemplaba un paisaje no menos bello que el de Panticosa, con las altas cimas del Balaitus, Cristal, Grand Fach, etc, de más de 3.000 metros de altura, refulgentes como cristal, al reflejarse la nieve en sus laderas.

A la mañana siguiente, subimos a la Grand Fach seis montañeros, coronando la cima en cuatro horas.
En este pico hay una imagen de la Virgen denominada de La Grand Fach, colocada por una montañera francesa, que se despeñó sin consecuencia fatal; desde su cima se contempla un gran sector de los Pirineos, con grandes y numerosos lagos entre sus montes, tales como los de Brachimaña; las altas cimas del Viñemale con sus 3.298 metros, y el pico más alto de la cordillera, el Aneto, justamente adivinado en el cúmulo de cimas, al fondo del paisaje.
Además de este monte (valga la frase), puntuamos el pico de Frondella y Piedrafita, encontrando en todos ellos reseñas de montañeros franceses, italianos, belgas e ingleses; entre estas tarjetas, figura la de los Montañeros Pasaitarras del Jaizkibel, en pleno corazón de los colosos del Pirineo”

* * *

Como veréis, nuestra Sociedad no es tan ig­norada, cuando componentes de la misma han atacado montañas en su mayor parte desconoci­das, abriendo manos pasaitarras escalones en el duro hielo con su “piolet” y dejando la huella de sus “crapones” en las nieves impereceras del Pirineo.

* * *

Hace unos pocos meses, se fundó la Sección Infantil de Montaña, cuyos miembros, pletóricos de facultades y entusiasmo, esperan terminar los diversos concursos de alturas para la próxima imposición del día 28 de Septiembre, y de los cuales espera sacar la Sociedad el futuro contingente de bravos montañeros que sea orgullo de Pasajes y ejemplo ante las demás Sociedades guipuz­coans.

* * *

El pasado año, el 30 de Septiembre, se realizó la Fiesta de finalistas en los concursos de montaña imponiéndose medallas a diez concursantes de 10.000, 15.000, 25.000 y 40.000 metros.
Desde entonces, se han1levado a cabo excur­siones a la Sierra de Urbasa, Peñas deAya, Hernio lrumugarrieta, Aitzkorri, Txindoki, San Miguel de Aralar, etc. etc.
Para el día 18 de Julio próximo se realizará una excursión colectiva, denominada «Travesía del Jaizkibel», con “txistu” y tamboril, y repletas mochilas a vaciar en el santuario de Guadalupe antes de celebrar la romería de rigor.
Con esta misma fecha, saldrá un grupo de montañeros del Jaizkibel a hacer acampada durante tres días en Urbía, puntuando durante ellos los macizos de Aitzkorri.
El día 25 de julio, y también para tres días, hará su acampada el mismo grupo en la Sierra de Aralar.
El 15 de Agosto se llevará a efecto la tradicional excursión a la Sierra de Urbasa.
El 31 de Agosto, excursión colectiva a la cima del Gambo, en la Sierra de Aralar.
Y el 28 de Septiembre, imposición a los finalistas en Izkulin, en el Jaizkibel

* * *

La actual directiva de esta Sociedad la componen, los siguientes señores:

Presidente. D. Manuel Obeso
Vicepresidente: D. Eustaquio Seco
Secretario: D. Manuel Zulaica
Tesorero: D. Isidro Fernández
Contador: D .Victoriano Ayuso
Vocal 1º: D. Aurelio Cormán.
Vocal 2º: D. José.Turkety
Vocal 3°: D. José Franches
Vocal 4º: D. Antonio Seco

Debemos tributar un aplauso a la anterior Directiva por su competente actuación durante el último año.
Su sacrificio queda patentizado en el balance de cuentas.
No es de nadie ignorada la lucha que ha tenido que mantener a fin de poder enjugar el cúmulo de deudas contraídas con ocasión de la inauguración del actual Domicilio Social.
La misma lucha tiene que librar la actual directiva, que tiene la ambición de poder rebajar al mínimo la cuenta del DEBE para el fin de actuación de la misma.

Uno de sus primeros acuerdos ha sido la formación, entre los socios, de una Banda de instrumentos de cuerda, absorbiendo a la Rondalla Pasaitarra, cuyos antiguos miembros pasan a ser socios del “Jaizkibel”, con los mismos derechos y obligaciones que los demás.
Esta Banda, se denominará en lo sucesivo, Rondalla de los Montañeros del Jaizkibel.
Actualmente, en fecha que se anunciará oportunamente, se dará por esta Rondalla un concierto en el local social, para los señores socios.

Un Montañero