ACTIVIDADES DEL C.D. PASAJES

Los Tres Pasajes, nº 10, 1952

LAS LESIONES Y LOS TRASPASOS
NOS IMPIDIERON ESTE AÑO SER CAMPEONES

UNA AGRADABLE NOVEDAD:
EL EQUIPO INFANTIL, CON ELEMENTOS DE LA VILLA,
TIENE UN DEBUT AFORTUNADO

POR UN ROZAMIENTO CON LA FEDERACIÓN,
LA DIRECTIVA DIMITIÓ EL 24 DE MARZO

Vamos a hacer un resumen de la actuación del equipo del “Pasajes” durante la última temporada balompédica.
Se comenzó el Campeonato regional de Guipúzcoa con un conjunto muy potente que, partido tras partido fue coordinando sus diferentes líneas de manera que camino llevaba de ser un equipo francamente bueno. En los seis primeros encuentros del torneo no conoció la derrota.
Pero a partir de entonces cambió la decoración a causa de las bajas que se fueron prciduciendo en el “once”‘ primitivo; la marcha de Moreno a la “Cultural Leonesa”, la de Marcos a “Osasuna”, la de Soriano al “Calahorra”, y la de Arriarán al “Ba­leares”, unidas a la grave lesión que se produjo Ceballos y a la ausencia circunstancial de Albisu, que debía cumplir en Ferrol sus deberes militares… fueron restándole potencialiad y acumulando en su contra puntos negativos.
Los huecos que íbanse produciendoen el equipo, se cubrían seguidamente con gente joven, procedente en su totalidad de la cantera local, que ponía todo su entusiasmo y todo su corazón al servicio de los colores de Pasajes y de nuestro Club representativo.
El final del Campeonato cogió al equipo pasaitarra en un puesto de la zona intermedia de la clasificación.

Y llegó la Copa Guipúzcoa, para cuya competición ­contaba el “Pasajes” con una serie de elemen­tos relativamente jóvenes que movidos con habili­dad y siempre de la mano de las imperiosas circuns­tancias –que eran las que mandaban en cada mo­mento– se logró llegar a la.semifinal y sostener, en esta fase decisiva del torneo, tres duros partidos con el “Elgoibar”, actual campeón.
A pesar de todas las vicisitudes que hubo que atravesar –Lasarte, David y Albero, por ejemplo, lesionados; Iguarán, cumpliendo el servicio militar en Santoña y pasándose las horas de permiso en el tren, en un alarde de afición y de sacrificio por el Club– se llegó donde se llegó, que es un lugar honrosísimo. Pese a las lesiones, nadie se retiró, continuando jugando jornada tras jornada, ya embalados tras unos ilusorios laureles y en posesión de una poderosa moral –arma de las mejores hazañas siempre– que no decayó ni un solo instante.

Si el equipo hubiese estado en normales condiciones físicas, quizá se habría llegado a la final. Y con el “once” con que se comenzó la temporada, el “Pasajes” hubiera sido campeón, casi sin ningún género de dudas.
De todos modos, tanto la Directiva del Club como la entusiasta afición de Pasajes están muy satisfechas y contentas del rendimiento de sus muchachos y del resultado de la temporada en conjunto
Insertaremos a continuación los equipos que defendieron al “txoko” a lo largo de las dos competiciones brevemente reseñadas.
He aquí el que se alineó al principio:

Benegas; Pérez Añorga, Lasarte, Albisu; Iguarán, Arriarán; Soriano (o Santitos), Marcos, Irastorza, Moreno y Ceballos (o Martiñan)
Y el que jugó posteriormente:
Benegas; Pérez Añorga, Lasarte, Albero (o Egaña); Cárcamo, Albisu; Oliden, Antoñana, Irastorza, David y Martiñan

* * *

La verdadera y agradable novedad del Pasajes futbolístico durante el curso recién acabado, la ha constituido el nacimiento del equipo infantil del Club local.
Después de no pocos titubeos, puesto que hubo de orillar bastantes dificultades, se otorgó por la Directiva carta blanca en este asunto del “once” infantil al verdadero paladín de la idea y secretario del Club desde hace varios años, D. Felipe Sánchez, cuyo laborioso entusiasmo critalizó en la formación del conjunto “junior”.
La presentación de estos noveles en público ha constituido un éxito rotundo, para Pasajes, para el Club, para el señor Sánchez y para el equipo mismo, cuyo papel en el campeonato infantil ha sido francamente prometedor, ya que ha obtenido una clasificación intermedia.
Los muchachos, en efecto, constituyen un conjunto acopladísimo dentro de sus notables individualidades, cuatro por lo menos de las cuales nada nos asombraría ver pasar muy pronto al primer equipo del “Pasajes”. Y todos sus componentes, para mayor satisfacción de la afición local, son de Pasajes, de la Villa misma, de los tres distritos pasaitarras; donde, como se ve, hay cantera, una cantera que en este orden de cosas nos permite mirar con optimismo el porvenir.

Por consecuencia de unos rozamientos, –registrados con ocasión de unas lesiones que se que se produjo en un partido contra el Beasain (27-Enero-1952), el jugador pasaitarra Martin Lasarte– entre la Federación y el Club local, la Directiva de éste se halla dimitida desde el 24 de Marzo.
Estos rozamientos nacieron de una apreciación excesivamente rigurosa, por parte de la Delegación de Guipúzcoa de la Mutualidad de Futbolistas Españoles, a la actuación de la Directiva del “Pasajes”, apreciación de resultas de la cual, la expresada Delegación impuso al Club una multa, contra la que este recurrió en razonado escrito, que no surtió sino un efecto contrario al que perseguía: esto es la ratificación de la sanción con un aumento del cien por cien en la cuantía de la multa primitivamente impuesta.
Estudiados serena y objetivamente lods antecedentes y la tramitación del pleito, la Directiva, en reunión del 20 de Mayo, vino a apreciar la desconsideración con que la Federación habíala tratado, tanto en sus procedimientos como en la redacción del escrito que dio motivo a su primera protesta, poniendo por consecuencia, todos sus cargos a la disposición de la Federación.
Esta, desde aquella fecha, no ha contestado, ni en un sentido ni en otro,al escrito de dimisión de la Junta; escrito que lleva, como decimoa, fecha de 24 de Marzo.
Y la Directiva, no relevada todavía oficialmente, continúa en sus puestos por amor al Club; pero más que nunca convencida de la injusticia con que contra elle y contra el Club mismo se ha producido en este enojoso asunto de las lesiones del jugador Lasarte.