VIDA MUNICIPAL

Los Tres Pasajes, nº 5, 1947

UNA INTERESANTE CHARLA CON EL ALCALDE,
D. CARLOS YARZA

El 20 de Julio serán inauguradas las nuevas Escuelas de Trincherpe
Y en breve, el nuevo alumbrado de la populosa barriada
En San Juan va a construirse un nuevo frontón municipal
Para el próximo verano podrá funcionar la nueva traída de aguas
Importantes mejoras urbanas en los tres Pasajes

Atardecía cuando, días pasados, penetrábamos en el despacho oficial del alcalde de Pasajes, en Ancho.
D. Carlos Yarza concluía su labor. En aquel momento, se disponía a repasar determinado documento de interés que le acababa de someter el secretario de la Corporación, D. Emiliano Zulaica.
Nos tendió la mano afectuosamente y, con una amable sonrisa, nos indicó uno de los sillones que existen en la sobria y elegante depen­dencia municipal de la villa.
Breves minutos transcurrieron. El señor Yar­za, tras de sancionar con su firma el escrito en cuestión, dejaba la pluma sobre su mesa, diciéndonos:

–¿ La visita de todos los años?
–Sí, señor. Para Los TRES PASAJES. Nos he­mos permitido –habla la revista, señor alcalde– establecer esta costumbre de que todos los “sanfermines” haga us­ted, por nuestra media­ción, un resumen al pueblo de Pasajes de la gestión municipal de los doce últimos meses…
-Me parece muy bien… –nos interrum­pe– esa costumbre. Y como me parece bien, por mí no ha de interrumpirse.
–Entonces… cuando lo crea oportuno.., estoy a su disposición…
–Ahora mismo…Venga ese cuestionario.
Y al decir lo que antecede, D .Carlos se acomoda en el sillón que ocupa, mira un instante al techo del despacho y cierra, por último, los ojos, al tiempo que dibuja­ en su rostro una amplia sonrisa, disponiéndose a la charla con el informador.

–Comenzaremos por San Pedro…

–Comencemos por donde usted quiera.
–Dígame pues, señor Yarza: Tengo entendido de que la construcción de las nuevas Escuelas de Trincherpe toca a su fin… ¿Son ciertos mis informes?
–Podían serlo más –aclara con un dejo de irónica satisfacción– las nuevas Escuelas del populoso barrio sampedrotarra están ya terminadas, y serán oficialmente inauguradas el día 20 del próximo mes de Julio, que es, según creo, el tercer domingo del mes.
–Magnífico. El barrio necesitaba esas Escuelas con verdadero agobio. Su construcción viene a resolver el problema escolar dentro del mismo, ¿verdad?
–Las necesitaba de veras, cierto; pero resolver el problema escolar… Mejor diría yo que, de momento, lo ha de remediar con cierta holgura. El crecimiento constante de Trincherpe no permite dar con tanta facilidad una solución definitiva al problema.
–La construción de las nuevas Escuelas, ¿llevará aparejada la de viviendas para los maestros?
–Esa es la segunda parte del proyecto, pero hay que dar tiempo al tiempo, por de pronto, y ello avala las buenas intenciones, al respecto, de la Corporación de mi presidencia, se ha cerrado ya el solar donde el edificio escolar se ha levantado, pues es dentro de este solar donde se harán tales viviendas.
–Los maestros sin duda, les es­tarían muy reconocidos, señor Yar­za, si tal se llegara hacer, y pronto.
–No todo lo pronto, desde lue­go, que todos deseáramos… Pero se ha de hacer.
–¿Qué otras edificaciones hay proyectadas en Trincherpe?
–Se piensa acometer en breve la construcción de un mercadillo, en el que se incluirán algunas dependencias de la Guardia Municipal.
<strong>–Insistiendo sobre Trincherpe, el. Ayuntamiento, ¿no cree de ur­gencia tomar alguna medida prác­tica, en relación con la circulación y movimiento crecientes de la lla­mada calle de la Pescadería?
–Desde luego, es una cuestión que nos preocupa y en la que ya hemos decidido intervenir…
–¿De qué manera?
–Procediendo a la mayor bre­vedad al arreglo y construcción de la proyectada prolongación de dicha calle.
–También, ¿no se estaba estudiando de un nuevo alumbrado en Trincherpe?
–Sí, señor. Este es un asunto ya resuelto, cuya puesta en práctica ha de comenzar de un momento a otro.
–¿Alguna otra mejora urbana, en esta barriada?
–Puede usted decir que ya han sido adjudicadas las obras de construcción de varios centenares de metros cuadrados de aceras, que, por lo tanto, están para co­menzar.
–¿Asfalto?
–No, señor: baldosa.
–Y… concluyendo con Trincherpe: ¿cree, señor al­calde, que queda en él alguna otra cuestión pendiente de urgente resolución?
–La ampliación del cementerio, es de verdadera ur­gencia. Prometemos abordarla con el mismo interés que la prolongación de la calle Pescadería.

–¿Qué mejoras urbanas se han acometido en el San ­Pedro propiamente dicho, en estos últimos meses?
–Se ha adoquinado la calle del pueblo, así como algu­nas aceras del barrio.

–Y… ¿en Pasajes de San Juan?
–Hemos terminado felizmente la pavimentación del segundo trozo de la calle del pueblo; habiéndose efectuado asimismo, determinadas obras de urbanización en la lla­mada plaza de Bonanza.
–¿Tiene el Ayuntamiento algún proyecto verdadera­mente interesante para este mismo Pasajes?
–Sí, señor. Queda usted autorizado para decir en la revista de las fiestas que se proyecta la constsucción de un nuevo frontón municipal.
–¿En qué lugar del pueblo se emplazaría este frontón?
–Junto a la iglesia parroquial.
–Y… con el fronton actual ¿qué piensa hacerse?
–Existe la idea de levantar en ese lugar unos arcos típicos.

–Pasando al tercero de los Pasajes, Ancho, ¿qué me­joras urbanas se han hecho y piensan hacerse?
–En primer término, se ha urbanizado la calle de José ­Joaquín Otaegui, preparándola para hacer en ella un paseo. También se han arreglado mas de mil metros cua­drados de aceras, de baldosas, en diferentes calles del pueblo. Por último, se ha urbanizado, igualmente, la plazoleta situada ante la iglesia, donde como usted habrá visto, se han instalado unos jardines con arbolitos y flores….
–Muy coquetones, por cierto. Se nos antoja que ha sido una idea acertadísima…
Sonríe, halagado, nuestro interlocutor, que dice:
–Espero de la cultura de mis queridos convecinos que los respete y defienda como cosa suya que es; y, por mi parte, a su custodia los encomiendo. Que de las posibles travesuras de la chiquillería ya se encargarán los guardias de nuestra Policía Municipal…

–Pasajes tiene pendiente un presupuesto extraordina­rio, ¿no es cierto?
–Lo es.
–¿Por qué cantidad?
–Si bien en un principio se pensó que fuera de unos cuatro millones de pesetas, ello es lo cierto que se elevó, posteriormente, a cerca de nueve, incluyendo en esta cifra una cuenta de crédito que el Ayuntamiento de Pasajes tiene con la Diputación y que asciende a dos millones y medio.
–¿Qué inversión ha de darse a esas cantidades?
–Se invertirán en la realización de obras nuevas pro­yectadas para los tres Pasajes.
–La principal de esas obras, ¿cuál es?
–La nueva traída de aguas, cada día de más urgente necesidad.
–¿Cuándo comenzarán las obras?
–Esperamos que empiecen muy pronto, con el fin de que puedan estar acabadas para el verano que viene. Dentro de éste presupuesto extraordinario de que le hablo, se ha formalizado ya la escritura de opción de compra por un año del terreno donde va a ser construído el depósito de aguas para Ancho. También con cargo a este preso­puesto se ha procedido al derribo, por vía de ensayo, de una terraza de la travesía de Ancho, ensayo que dado un satisfactorio resultado, pues alivia considerablemente el tránsito por dicho lugar. Y… creo que ya no tengo más que decir a LOS TRES PASAJES.
–Una última pregunta, señor Yarza: ¿cuánto tiempo hace que ocupa la Alcaldía?
–En Noviembre hará tres años.
–En ese tiempo la labor realizada ha sido abundante ¿verdad?
–Desde luego; pero el trabajo que da este cargo es cada vez mayor…

Luis Ureña