A LA MISA MAYOR DEL DÍA DE SAN FERMÍN

Los Tres Pasajes, nº 16, 1958

Así esperaban los “txistularis” a la puerta de la Tenencia de Alcaldía del distrito anchotarra para, precediéndole, acompañar al Ayuntamiento en Corporación, el día de San Fermín, hasta la iglesia del Santo para asistir a la ya tradicional Misa Mayor.
En la foto, obtenida por Eugenio Figurski en 1929, se ve al entonces Alcalde –el de sombrero claro– don José Yarza, procurador de los Tribunales y padre de nuestro distinguido amigo don Carlos, también procurador y que fue igualmente Alcalde, de grata memoria, de la Villa de Pasajes.
A la izquierda de don José Yarza, y derecha, por lo tanto, del retrato, aparece el que en aquella oportunidad era el Teniente de Alcalde, don Adrián Salaverría. El señor Salaverría, hoy como entonces empleado de la Papelera, reside actualmente en Barcelona, con su esposa y sus hijos.
El que está al lado del anterior es, como muchos recordarán, don Daniel Antía, vecino del distrito de San Pedro, también concejal y que falleció hace ya algunos años.
Viene luego don Emiliano Zulaica, secretario interino que fue de nuestra Corporación Municipal durante un largo período, dejando de su paso por dicho cargo –que ocupó hasta su fallecimiento– el mejor de los recuerdos.
Siempre girando hacia la derecha de la fotografía el primero con quien tropezamos a continuación es don Juan Maiza, cabo-jefe de la Guardia Municipal en aquella época y en nuestros días jubilado como administrador de Arbitrios Municipales. Seguidamente encontramos a don José María Inchaurrondo y don Domingo Olaizola, concejales entonces los dos y ambos igualmente fallecidos. Inchaurrondo, según creemos recordar, murió de resultas de un accidente, cuando trabajaba en la misma plaza del Mercado anchotarra.
Olaizola era dueño de un gran comercio en Ancho. Su sobrino y único heredero a la muerte de aquél, don Domingo Sarasúa, es hijo de Pasajes pero actualmente vecino de San Sebastián.
Procedentes de Orio, tanto el finado Olaizola como su sobrino eran muy entusiastas de las clásicas y varoniles regatas de traineras y acérrimos defensores y panegiristas –para no desmentir su origen oriotarra– de la tripulación que con sus reiterados y brillantes triunfos en las competiciones remeras han hecho famosas las camisolas «amarillas».

Vayamos ahora a los «txistularis», al frente de los cuales figura –parte extrema izquierda de la foto y un poco borrosa, por cierto, la cara a causa de estar aquélla algo movida– Shantus Uranga, director de la banda de juglares; y a continuación, Paco Bueno (ausente de Pasajes hace ya muchos años), Félix Uranga (hijo de Shantus y vecino hoy de Villafranca de Oria), Arturo Minchero (residente en Irún, a cuya banda municipal pertenece) y el tambor Manuel Uranga, también hijo de Shantus y siempre vecino de Ancho.
El aguerrido miquelete que parece dar guardia personal al señor Alcalde es el que fue sargento de aquel Cuerpo Provincial, señor Del Puerto, que hoy vive feliz, en Tolosa, en compañía de su esposa.

Entre los «mirones», que siempre los ha habido –un poco por simple curiosidad y otro poco porque les retraten…– el lector podrá identificar si es buen fisonomista, a un tal Patricio, que era mecánico de la Casa Luzuriaga, hoy jubilado y residente en Rentería; a Bautista Ceberio, que fue boyero de la fábrica de harinas; a Pedro Usandizaga, con cuyo hijo político mantenemos una buena amistad; y, entre Domingo Olaizola y José María Inchaurrondo, a Ernesto Iñigo, que fue jefe de la Estación del Norte, una excelente persona y un buen amigo, como lo siguen siendo sus hijos, ambos también empleados en la Renfe: Carlos, en Pasajes, y Manolo en la localidad navarra de Castejón.