MERECIDO HOMENAJE
Veinticinco años de cobrador de «la Armonía»

Los Tres Pasajes, nº 15, 1957

La entusiasta y puntual dedicación a un mismo cometido durante veinticinco largos años no es cosa que se vea todos los días.
Por esta circunstancia, el mérito de nuestro estimado convecino don Marciano Conde, que lleva un cuarto de siglo en el cargo de cobrador de la Sociedad de Socorros Mutuos “La Armonía”, dio lugar a que alguien lanzara la idea de dedicarle con tal motivo un merecido homenaje.

Este reunió el martes, 30 de Abril último en torno del amigo Conde como a medio centenar de co-mutualistas y simpatizantes en una apetitosa y bien servida cena que tuvo lugar en el acreditado Bar-Restaurante anchotarra, «Bahía».
El acto se deslizó, haciendo honor al título de la entidad festejante, dentro de la mayor armonía, consumiéndose con excelente diente el abundante y escogido menú preparado y haciéndose entre plato y plato los adecuados comentarios laudatorios a que el esmero y atención del establecimiento se hacía acreedor.

A los postres de tan simpática cena de hermandad, el presidente de «La Armonía» hizo uso de la palabra para ofrecer el acto al homenajeado, de cuyos constantes desvelos en favor de la Sociedad hizo don Manuel Urra calurosos elogios que fueron recibidos con el elocuente beneplácito de una prolongada ovación.
Estos aplausos se repitieron cuando, a continuación y visiblemente emocionado, se levantó don Marciano Conde para dar las gracias a los concurrentes, diciendo que no había hecho otra cosa que cumplir con su obligación; pero no una obligación enojosa sino altamente agradable y simpática, dada la finalidad humanitaria que persigue «La Armonía» y la devoción que él siente tanto hacia la veterana entidad como hacia todos sus adheridos, a quienes considera como verdaderos hermanos.

En recuerdo de estas Bodas de Plata, el señor Urra hizo entrega al homenajeado de una preciosa pluma estilográfica de oro adquirida mediante suscripción entre los afiliados a «La Armonía».
El acto concluyó brindándose unánime y entusiásticamente por el señor Conde, que ya ha cumplido 66 años, y por la creciente prosperidad de la Sociedad, cuyo actual domicilio –dicho sea de paso– se halla instalado en el Bar Mari, de Ancho. LOS TRES PASAJES hace presente su sincera adhesión a este homenaje y envía mediante estas líneas una cariñosa felicitación a don Marciano Conde.