Una excursión a San Marcos
El “Pasayako” y nuestros músicos

Los Tres Pasajes, nº 8, 1950

Allá por Mayo de 1926, el «Pasayako Lagun Ederrak», que casi monopolizaba, entonces –como ahora el C. D, Pasajes– la atención deportiva pasaitarra, efectuó una excursión al monte de San Marcos. Y en uno de los lugares más pintorescos de la frondosa y pintoresca falda del famoso monte –en cuya cima está el no menos famoso fuerte– hízose la presente fotografía, que congrega a un crecido número de convecinos, muchos de ellos pertenecientes a la Banda de Música, de tanto abolengo y tan simpática tradición en la Villa.
El «Pasayako», erigiéndose en portavoz del agrado popular por la meritoria y desinteresada labor artística de los buenos aficionados al arte de Wagner, invitó a la Banda… acaso también con la segunda intención de que ésta amenizara la excursión. Así debió de ser, según todas las prescripciones de la lógica. El caso fue que se impresionó el presente documento gráfico, en el que aparecen:
José María Goicoechea, músico, ya fallecido; Julián Radigales, músico también e igualmente fallecido; Adrián Salaverría, concejal del Ayuntamiento pasaitarra de entonces y verdadero paladín –dentro y fuera del Concejo– de la Banda de su pueblo; Salustiano Echeveste y Camacho (no recordamos el nombre de pila de éste, también fallecido), músicos ambos; Carlos Mecolalde, corresponsal en Pasajes del diario donostiarra de entonces, «El País Vasco», fundado y dirigido por el batallador periodista renteriano D. Evaristo Bozas Urrutia; Manuel Suárez, Alfonso Serrano y Juan Goicoechea, músicos; Abelardo Velasco, que era director de, la Banda, fallecido; Ricardo Abalia, Manuel Uranga, Deogracias Veintemillas (fallecido), Félix Uranga, Celestíno Echegaray, Gonzalo Zabalbeascoa, músicos también; Manuel Garbizu, que no pertenecía a la Banda y que dejó de existir, igualmente; y por último, Gabriel Larrouquert, que era el trompeta solista del conjunto filarmónico, tampoco perteneciente ya a este mundo. Hemos exhumado de nuestro archivo esta vieja foto, persuadidos, dado su valor emotivo, del agrado con que será recibida y contemplada por los lectores de LOS TRES PASAJES.