Pasajes será uno de los mejores puertos de España

Los Tres Pasajes, nº 8, 1950

Una vez acabadas las obra de los “Nuevos Muelles”,
que ya han sido declaradas de urgencia

El 27 de enero de este año, el Ministerio de Obras Públicas declaró de urgencia, a los efectos de expropiación forzosa, las obras de los «Nuevos Muelles de Pasajes». Estas obras estaban ya autorizadas por el decreto de 13 de agosto de 1948, por medio del cual también se daba el correspondiente permiso para ejecutar las obras siguiendo el sistema de contrata.

La obra de los «Nuevos Muelles de Pasajes» es, sin duda, una de las obras de mayor envergadura que se van a efectuar en los puertos de la provincia. El auge que Pasajes está experimentando, en cuanto a su tráfico, que sube de día en día y de año en año, abona la necesidad de llevar a cabo la construcción si se quiere que nuestro primer puerto provincial ocupe el puesto que por su categoría mercantil le corresponde, y sí se desea que pueda competir dignamente con otros puertos españoles. Es indudable que el área de acción de Pasajes en el Norte de España hace que sé estime, también, muy necesaria esta obra.

El primer proyecto de construcción de «Nuevos Muelles» lo hizo el finado, don Javier Marquina en 1930, pero después de varias modificaciones al proyecto citado, no se pudo llevar a cabo por diversas circunstancias que lo impidieron.
Hoy en día, la obra de los «Nuevos Muelles» pasaitarras ha quedado dentro del llamado plan Nacional de Obras Públicas. De esta manera, Pasajes podrá tener a su disposición una suma de medios que le permitirán llevar a cabo su propósito con mayor holgura y comodidad.

El proyecto de «Nuevos Muelles» prevé la construcción de 1.074 metros de muelle desde el punto donde se halla actualmente el muelle, de la junta de. Obras hasta Capuchinos. Con estos nuevos muelles se hará una captación de 158.200 metros cuadrados de superficie de aguas de la bahía. Ello reportará un desahogo evidente al puerto, al cual tendrán entonces acceso, no los «monstruosos». trasatlánticos de la actualidad, sino buques grandes de 30 pies de calado; es decir, aun superiores al “Cabo de Hornos” y. al “Cabo de Buena Esperanza”, que, como se sabe, son los dos barcos más grandes de que dispone España.

Para la construcción se efectuará la necesaria expropiación forzosa de la zona aledaña necesitada. Actualmente se está trabajando en la obra, que ha sido adjudicada a la Empresa madrileña «S. A. Constructora Hispano Africana», haciéndose los necesarios preparativos accesorios. Es decir, se está preparando la magnífica cantera que se halla en Choritoquieta, y se está montando el cable aéreo que podrá transportar y poner al pie de la obra la piedra necesaria para llevar a cabo este magnífico proyecto.

La obra se desarrollará entrando los muelles en el agua, sustentándose por medio de pilotes de hormigón y piedra, de enorme capacidad, de resistencia. Cerca de los muelles nuevos, como es lógico, se acometerá la construcción de la necesaria vía férrea para poder atender debidamente la carga y descarga de los buques de cabotaje. Se tiene pensado lograr un tal aumento de la vía férrea portuaria, que, una vez construida ésta del nuevo muelle, Pasajes pueda disponer de 14 kilómetros de vía ferroviaria por kilómetro de muelle, de manera que nuestro puerto contará con un índice de vía férrea tan amplío como los mejores puertos del mundo. Una vez construidos los «Nuevos Muelles» se procederá al dragado de la zona del puerto cercana, con el fin de limpiarla del lodo y fango que se sedimenta con abundancia. Con la ejecución de estas obras, Pasajes no tendrá nada que envidiar a ningún puerto del Universo, salvando, evidentemente, las distancias derivadas de la mayor o menor importancia del tráfico nacional y de extranjería.

El presupuesto de ejecución de las obras de los «Nuevos Muelles» alcanza la formidable cifra de pesetas 61.716.540,37, aunque es menester decir que por el constante aumento del valor de las cosas, posiblemente se gaste algo más que esta cantidad. Ella revela perfectamente la importancia de la obra. Este presupuesto fue aprobado técnicamente por el Ministerio de Obras Públicas el 3 de noviembre de 1947, y de entonces a ahora, el material y la mano de obra han subido. Pero no representará la menor rémora en el designio de llevar la obra a buena meta.
El aumento del metraje portuario de Pasajes es, sin duda, obra de gran envergadura, que no puede por menos que enorgullecer a los guipuzcoanos. Por ello, nosotros estamos obligados a acudir en apoyo de nuestro puerto en cuantas ocasiones éste lo necesite. Está demostrado que Pasajes no se duerme en los laureles, y que sabiamente regido por su Junta de Obras, llegará algún día no lejano en que nuestro puerto será uno de los primeros de España, meta hacia la cual se adelanta con vigor y contundencia, como lo demuestran las compulsadas estadísticas de su movimiento anual.

Ramon Arrieta