SAN FERMIN TXIKI, UNA TRADICION RECUPERADA
IÑUDES Y ARTZAIAS, 26 AÑOS EN EL RECUERDO

Pasaia Gaur nº 11, 1978

Por fin y casi como excusa de que las Fiestas Grandes de Julio no se pudieron completar, este año se han vuelto a realizar después de un letargo bastante grande las Fiestas Chiquitas de San Fermín. De no haber sido por el tiempo, las cosas hubieran salido más vistosas, pues ambiente y ganas de pasarlo bien había en cantidad, pues así se vio en el Baile de Disfraces del sábado por la noche y en el que a pesar de la lluvia que no paró de caer, la gente se lanzó a la calle ofreciendo atuendos de los más variados.

Pero esta lluvia que parecía no iba a parar, cesó casi como por milagro justo a la hora de dar comienzo el Desfile del Grupo de Iñudes y Artzaias antxotarra, que había estado en el recuerdo de muchos durante los 26 años en los que no se ha realizado.

La participación de juventud y chavalería del distrito fue tal que no se recordaba en Antxo tanta participación conjunta en cualquiera de los festejos programados en Sanfermines de años anteriores. Un total de 105 jóvenes de 16 años en adelante participó en conjunto con unos 200 chavales desde los 2 años en adelante, que todo en conjunto con el Grupo de acordeonistas y txistularis de la Coral Pasaitarra, los Gigantes y Cabezudos, la Carroza, La Banda de la Musical Pasaitarra y un serie de gente del pueblo que aunque no entraba en el desfile directamente echó una mano en todo momento consiguiendo el resultado del que todos salimos muy satisfechos.

Mucha gente de edad avanzada recordaba con nostalgia, aquella actuación en los terrenos en donde hoy está situado el Banco Hispano-Americano. Esto hace ya 26 años. Con tanta brillantez como entonces o más, resultó la actuación de los 48 componentes del Grupo de Iñudes y Artzaias en la Plaza de Viteri, así como divertida la parodia de los médicos y enfermeros.

La organización, que fue llevada a cabo por la Coral Pasaitarra, contó con la colaboración, como hemos indicado anteriormente, de muchos antxotarras, que con su ayuda se logró el estupendo resultado obtenido.

La fiesta terminó con una comida en la Sociedad Galeperra, cuya juerga se alargó hasta bien avanzada la noche.

PASAIA GAUR NOTA
Hay que resaltar asimismo la gran aceptación que tuvo la sokamuturra en la calle Zumalakarregi y la representación de la obra «HIP… HIP… UFA!», por el grupo Farándula de Gasteiz.