LOS CAZADORES DE PASAJES
HAN CONSTITUIDO LA SOCIEDAD GALEPERRA
QUE FUNCIONA DESDE NOVIEMBRE

Los Tres Pasajes nº 6, 1948

Y CUYA FINALIDAD PRIMORDIAL
ES IMPONER EL MÁS SEVERO CUMPLIMIENTO
DE LAS DISPOSICIONES REFERENTES A LA VEDA.
APOYADA POR EL AYUNTAMIENTO,
HA ORGANIZADO PARA ESTOS SAN FERMINES
EL PRIMER CAMPEONATO LOCAL DE TIRO.

De siempre han tenido los pasaitarras aficiones cinegéticas. Y siempre, también, los cazadores de Pasajes –como los de otras partes– han propendido a constituír sus tertulias o reuniones, allá al atardecer, o los domingos después de comer, en el bar, el café o el aire libre.

Las «peñas» o tertulias de cazadores han sido abundantes en Pasajes; y de manera especial, estos últimos tiempos. Una de estas tertulias de cazadores de Pasajes, seguramente la principal por el número de concurrentes y la calidad de éstos, era la que solía, y, aun suele reunirse en la ferretería de Lucio Valverde.

Los temas que en estas reuniones se barajaban eran diversos, girando todos ellos, como es natural, en torno al genérico de la caza.

De alguna de estas «peñas» –seguramente de la de la ferretería de Lució Valverde– partió la idea de constituír una agrupación de cazadores «para la defensa moral y material de la clase, el fomento de la caza y de las excursiones cinegéticas y, ante todo y sobre todo, imponer el más severo cumplimiento de las disposiciones relativas a la veda.»

Con semejante programa –por extremo plausible– se ha constituído en Pasajes la Sociedad «Galeperra», nombre vasco que significa «codorniz».

La Sociedad Galeperra, hermana modesta, de la donostiarra Basollua tiene existencia legal desde el pasado Noviembre.

Fueron sus verdaderos fundadores D. Alejandro Izquierdo González, D. Ricardo y D. Lucio Valverde Labayen y D. Ignacio Argarate Tolosa.

Con ellos y los componentes del primer grupo de adheridos a la idea de la formación de la Sociedad, se constituyó la primera junta Directiva de Galeperra, que componen los señores siguientes:

Presidente: D. Alejandro Izquierdo González
Vicepresidente: D. Aureliano Mora Uzuriaga
Secretario: D. Buenaventura Eceiza Vergara
Confador: D. Manuel Anso Odriozola
Tesorero: D. JulianTrueba Iceta
Vocales: D. Lucio Valverde Labayen, D. Ricardo Valverde Labayen, D. José Vega González, D. Ignacio Argarate Tolosa y D. José Marín Sabaté.

Hoy día, Galeperra –que está adherida a la Federación Guipuzcoana de Tiro– agrupa a muy cerca de cien cazadores de los tres Pasajes y de los alrededores más próximos.

Galeperra está domiciliada, provisionalmente –pero esta provisionalidad vayan ustedes a saber lo que puede durar, dada la agobiante escasez, ya crónica, de viviendas y locales– en los bajos del bar Poli.

* * *

Hemos querido cambiar unas palabras con el presidente de Galeperra, a fin de obtener de él alguna ampliación informativa referente a la Sociedad y, a sus actividades y proyectos.

El Sr. Izquierdo Gorizález, jefe del Gabinete Telegráfico de Pasajes, es hombre complaciente y amable, aunque tímido y modesto. No quiere que se hable dé él, si bien no tiene nada que objetar, acerca de nuestra pretensión de dedicar en Los Tres Pasajes de 1.948 un reportaje a la Sociedad de su presidencia.

Pero… es inevitable, pese a nuestra promesa de complacerle. El señor Izquierdo, que es, de momento, la cabeza visible de Galeperra, está irremisiblemente condenado a la popularidad. Por nuestra parte, le pedimos disculpa: él nos sabrá comprender… y el que comprende, perdona.

¿Cuál es la cuota, señor Izquierdo, que pagan los socios de Galeperra?
–Empezamos pagando una cuota de tres pesetas, y una sobre-cuota de otras tres para los primeros gastos, sobre todo los que iban a ocasionar los trabajos de reforma y acondicionamiento de los bajos del bar Poli, donde nos hemos refugiado. Recaudado lo suficiente para tal objeto, la cuota se ha rebajado a cuatro pesetas, que es lo que ahora pagamos.

¿Qué labor se ha hecho hasta la fecha?
–Como la más importante finalidad de Galeperra es velar por el cumplimiento de la veda, estamos dispuestos a perseguir por todos los medios el incumplimiento de la misma. Ya hemos dirigido una circular en tal sentido, con las más seriass adverténcias a los caseros de estos contornos sospechosos del ejercicio de la caza furtiva. Esta es la primera medida a nuestro alcance. La segunda sería llamar la atención de aquel a quién se sorprende infringiendo la ley de la veda

Y… ¿la tercera?
–A la tercera va la vencida. Con el reincidente seríamos inexorables: Lo denunciaríamos a la Guardia civil, para que ésta lo pusiese a la disposición del gobernador… que le despojaría de la autorización para cazar y le impondría una fuerte multa.

Pero… ¿si el furtivo fuese afiliado a Galaperra?
–Con doble razón.

¿Proyectos?
–Para un futuro inmediato, nuestra inclusión en el calendario de la Federación con el campeonato regional y el local que hemos organizado en colaboración y con el apoyo desinteresado del Ayuntamiento de Pasajes, que da una magnífica copa y un estimable premio en metálico.

Y… ¿para más adelante?
–Se nos ha metido en la cabeza efectuar una excursión a Gallur. Allá veremos…

* * *

No queremos cerrar esta información, a fin de no pecar de falta de objetividad, sin hacernos eco de la existencia de un bastante hondo malestar entre los cazadores de Pasajes a causa de la diferencia de trato que se da a unos y otros por parte del administrador de los Sres. de Satrústegui, propietarios éstos de un importante sector del monte Jaizkibel, inmediato a San Juan, precisamente el más a propósito para la práctica de la caza. Y sería de desear que entre unos y otros –propietarios, administrador, favorecidos y perjudicados– se buscase y se hallara la solución armónica que suavizara todas las asperezas existentes, la fórmula que deshiciese los malentendidos, si los hubiere, cediendo todos un poco de su efectivo o pretendido derecho mediante la comprensión y transigencia mutuas y en aras de la cordialidad y la paz, bases indefectibles de la convivencia humana.