EL SERVICIO DE BOMBEROS,
UNA SEGURIDAD PARA LA ZONA

Pasaia Gaur nº 8, 1978

HISTORIA Y ACTUALIDAD DE LOS BOMBEROS PASAITARRAS
Con motivo de la estupenda acción realizada por el Cuerpo de Bomberos de Pasajes en el reciente incendio de la casa número 3 de la Alameda de Ancho, hemos mantenido una larga y amena conversación con don Manuel Oñoro, jefe del Servicio, y con don Martín Sabatié, jefe del Personal, quienes nos han hecho una detallada e interesante descripción de la historia, realizaciones y actualidad de este Servicio de Incendios.

ANTECEDENTES
Anteriormente a 1939 existía en el Puerto algún material, como mangueras y extintores, situados en un almacén al cuidado de poco personal.

Por otra parte, en locales del Ayuntamiento se encontraban pequeños materiales y una motobomba en muy mal estado.

Sintiendo las autoridades del Puerto y del Ayuntamiento las inquietudes ante los problemas que pudieran plantearse por un ineficaz servicio de extinción de incendios, se llegó a la conclusión de formar un equipo de bomberos que, con el nombre de “Mancomunidad”, pudiera irse constituyendo en verdadero Parque de Incendios. A tal efecto se formó una plantilla mixta con personal dependiente del Ayuntamiento y de la Junta del Puerto, a quienes se fue dotando de uniformes completos, con accesorios y demás materiales imprescindibles, iniciándose las primeras lecciones prácticas para conseguir una eficaz formación.

Posteriormente se consiguió un local propio para el Parque, situada en el antiguo edificio de Sanidad, ya desaparecido, y que estaba junto a la actual Comandancia de Marina.

REALIZACIONES: 1949
Era el tiempo en que se podía decir que se tenía un principio de Parque de Bomberos de gran eficacia, tanto por el espíritu del personal, como por el material de que se disponía, si bien existía el inconveniente de que el personal del Ayuntamiento, por trabajar fuera del Puerto, salvo algunas excepciones, durante el día no podía prestar su colaboración con la rapidez necesaria, por lo cual se creyó oportuno que a medida que ese personal se fuera retirando, por causar baja u otros motivos, ir sustituyéndolos por personal del Puerto, llegando a ocupar este personal toda la plantilla en 1970.

Al redactarse el proyecto de edificio de almacenes y viviendas se habían previsto locales para instalar estos Servicios, por lo que poco tiempo después se construyó en la zona portuaria de Herrera un edificio en el que la parte superior se dedicaba a viviendas del personal de la Junta de Obras y la parte baja se destinó en parte para este Servicio de Incendios.

Por aquel entonces se consiguió adquirir un vehículo DKW con dotación de una motobomba Magirus, de una eficacia extraordinaria en aquellos momentos, y otros materiales, como mangueras, escaleras, etc., con los que se ha mantenido el Parque durante muchos años.

¿COMO SE SOFOCARÁ UN INCENDIO EN SAN JUAN?
Hoy en día, el Parque es considerado como uno de los mejores de la provincia. Se dispone de un camión autotanque, con capacidad de 4.000 litros, con 1.000 metros lineales de manguera, motobomba incorporada al mismo vehículo de 60 metros cúbicos hora; lanzaderas especiales para espumógenos y otros adelantos, como emisora-receptora de radio para comunicación con el Parque y otros vehículos, radioteléfono, proyectores, megáfonos, etc. También se dispone de un camión Diesel todo terreno, con remolque, motobombas portátiles y personal, y de una furgoneta DKW para el traslado de un equipo productor de espuma de alta expansión de extraordinaria eficacia para los incendios de barcos o locales cerrados. Se tiene, asimismo, varios equipos autónomos de caretas, con sus correspondientes juegos de botellas de oxígeno incorporado y otros elementos imprescindibles, como botiquines, camillas primeros auxilios, etc.

También se dispone de una balsa autónoma cedida por la Federación de Salvamento y Socorrismo de Guipúzcoa, con motor Johnson de 20 H.P., capaz para cuatro hombres. Tenemos que señalar que toda la plantilla actual posee, además del correspondiente título de bombero, el de salvamento y socorrismo y existe, asimismo, un equipo de submarinistas formado por cinco hombres.

Siguiendo la política de prevención se han colocado por todo el muelle varios hidrantes, con salida de 100 mm. de (diámetro), para obtener un caudal suficiente en línea directa en determinados lugares a los cuales es difícil llegar con las motobombas por distintos motivos, y existe el proyecto de completar la red de este tipo en la totalidad del Puerto. Se ha dotado a los muelles de reparación de barcos de pesca de unos carros de primera utilización, con 60 metros lineales de manguera, para poder atacar los conatos de incendios que se produzcan, siendo revisados periódicamente. Además, por cuenta de la Junta, se han instalado salvavidas en los lugares más idóneos para su utilización, que son revisados permanentemente por el personal, pero no se ha evitado que algún grupo de personas haya cortado las cuerdas, llevándoselos e incluso rompiéndolos.

La puesta a punto del personal y material es total, ya que, respecto al material, la revisión es diaria, y en cuanto el personal se efectúan maniobras periódicas, independientemente de los ejercicios teóricos que se practican en plazos más breves.

Puede decirse que el servicio es permanente, ya que, aparte de los retenes en el Parque, desde las 12 de la mañana a las 13,30 y desde las 19,30 hasta las 8 de la mañana, existe un vehículo en el garaje de la Junta para una rápida salida del personal que trabaja en los talleres eléctricos y mecánicos componentes del mencionado servicio. De todas formas hay que señalar que se está pasando por una crisis de personal nuevo, ya que el servicio es voluntario dentro de los empleados de los talleres mencionados, cobrando trimestralmente un plus por las guardias realizadas, más otro tanto por salida a sofocar cualquier incendio u otro siniestro.

Sería interesante el tener un Cuerpo de Bomberos dedicado solamente a ésto, pero actualmente, y con las posibilidades económicas de que se dispone, es imposible. Lo ideal sería el hacer una mancomunidad entre los Ayuntamientos de Pasajes, Rentería, Lezo y Oyarzun y así de esta forma poder sufragar más fácilmente los gastos salariales que ello supondría.

Los gastos que actualmente se manejan están divididos en dos grupos: unos, salariales, que están repartidos al 50 por 100 entre el Ayuntamiento de Pasajes y la Junta del Puerto, y los de mantenimiento, que son totalmente de la Junta.

En los 29 años de funcionamiento de este servicio se ha acudido a 526 siniestros, contando naturalmente el de Pasajes Ancho, ocurrido hace apenas un mes. En el presente año son ya 12 las salidas efectuadas.

¿De qué medios se dispondría en caso de que en el casco viejo de Pasajes de San Juan se produjese un incendio? En caso de que en San Juan se produjese un Incendio de importancia, cosa que ya ha ocurrido alguna vez, existe la posibilidad de hacer uso de la DKW, que, como hemos dicho antes, dispone de una motobomba de una eficacia extraordinaria. Y en caso de que el incendio fuese de mayores proporciones se emplearía cualquier remolcador del Puerto, al que se le uniría una bomba aspirante-impelente con la que se podría sofocar cualquier incendio. También hay posibilidad de emplear materiales espumosos, de los que estamos bien dotados. De todas formas, en caso de tener que utilizar la DKW, y por mediciones hechas en la única calle de San Juan, sería necesario bajar la presión de las ruedas en algunas partes, debido a que por la altura de algunos de los arcos sería imposible pasar el vehículo por debajo.

A este Servicio de Bomberos no le queda más que agradecer a la Dirección del Puerto los desvelos y esfuerzos demostrados continuamente para llevar a buen fin la labor social y humanitaria que representa mantener este Servicio con un grado de eficacia muy grande, con el enorme sacrificio económico que ello representa.

Iñaki Becerra